Galaxias de Núcleos Activos: Un monstruo escondido

Yaherlyn Díaz

-¿Qué estructura tienen las galaxias de baja luminosidad? Ésta y otras preguntas se planteó Yaherlyn Díaz, estudiante de postgrado del Instituto de Física y Astronomía, IFA, logrando hacer una investigación y publicarla en la revista de la Sociedad Real Astronómica (MNRAS).

Luego de haber reunido datos de muy alta calidad, entregados por los telescopios espaciales XMM-Newton, NuSTAR y SWIFT, la estudiante de doctorado en astrofísica del Instituto de Física y Astronomía, IFA, Yaherlyn Díaz, llegó a las primeras conclusiones de la galaxia de núcleo activo y de baja luminosidad NGC 3718, clasificada ópticamente como LINER (Low-ionization nuclear line region) y situada a unos 55 millones de años luz.

Existe un consenso respecto a la estructura de los núcleos de galaxias activas llamado el “modelo unificado” y que apunta a la existencia de un agujero negro supermasivo que tiene alrededor un disco de material plano y delgado (en forma de plato) y alrededor hay nubes en forma de dona (toroide es el nombre científico) compuestas de gas y polvo más frío. Sin embargo, no existe un panorama claro respecto a las galaxias de baja luminosidad, ya que debido a su poco brillo, la emisión de éstas es muy débil para estudiar con claridad su estructura.

La astrónoma utilizó sofisticados modelos para representar la emisión observada en Rayos-X, encontrando que esta estructura tiene una configuración diferente respecto a las más luminosas: debe ser una “dona” tenue (poco densa) cubriendo gran parte del cielo.

Esta investigación piloto es parte de su trabajo de tesis que, principalmente se aboca al estudio del crecimiento de agujeros negros supermasivos, y es guiado por la académica del IFA, Dra. Patricia Arévalo y la investigadora postdoctoral Dra. Lorena Hernández-García.

¿Es sólo esta galaxia o son todas parecidas?

Para obtener la visión completa del fenómeno físico ya está preparando la siguiente etapa de esta investigación, en que estudiarán una muestra grande de galaxias de núcleos activos de baja luminosidad para lo cual utilizará el espectro de rayos X, específicamente la componentes de reflexión, adelantó Yaherlyn Díaz.

“La forma de la joroba que se ve en el espectro a altas energías y la línea en emisión de hierro, características de la reflexión nos pueden dar información de las propiedades del toroide, como la densidad o cobertura del cielo”, explicó la investigadora.

Además, le aprobaron una propuesta para estudiar otra galaxia de baja luminosidad clasificada ópticamente como Seyfert, para también estudiar la configuración del reflector y ver si existe alguna diferencia con su hermana en luminosidad NGC 3718 que posee otra clasificación óptica. Estos serán datos del telescopio NuSTAR (NASA) y XMM-Newton (Agencia Espacial Europea -ESA) simultáneos lo que es realmente difícil de obtener.

La publicación científica está disponible para ser descargada aquí:

Yaherlyn Díaz es licenciada en Física en la Universidad Simón Bolívar en Venezuela. En ese momento hizo su tesis de grado con el Dr. Marcio Melendez (NASA Goddard Space Flight Center y University of Maryland). Ahí estudió la distribución espectral de energías en cuásares usando el telescopio espacial Herschel. Luego, hizo su maestría en el Instituto Nacional de pesquisas espaciais (INPE) en São José dos Campos, São Paulo, Brasil trabajando con el Dr. Alberto Rodriguez-Ardila, donde usó espectroscopia de campo integral en el Infrarrojo próximo para estudiar el origen de las líneas coronales en galaxias de núcleos activos.