Estamos viviendo una semana muy especial: Dos eventos astronómicos llamativos

Júpiter (a la derecha) y Saturno (a la izquierda) acercándose durante estos días en el cielo oeste. Pasos diarios terminando el 21 de diciembre (Fuente: Jamie Carter &  Pete Lawrence, Sky at Night Magazine).

El lunes pasado pudimos disfrutar el eclipse solar, que fue total en la Araucanía (donde las condiciones climáticas no fueron óptimas) y parcial en el resto de Chile. En la zona central, la Luna cubrió 80% del Sol durante la fase máxima implicando la posibilidad de observar múltiples pequeñas “lunas” en la sombra de los árboles. Fue un evento especial, no muy frecuente; el próximo eclipse total visible desde Chile ocurrirá el 5 de diciembre de 2048.

En pocos días más, el lunes 21 de diciembre, hay otro evento astronómico, menos frecuente que un eclipse solar: un encuentro muy cercano de los dos planetas más grandes del Sistema Solar, Júpiter y Saturno, en un acercamiento mutuo de solo un décimo de un grado (6 minutos de arco) en la constelación del Acuario. Júpiter completa su órbita alrededor del Sol en 12 años, Saturno en 30 años. Por eso, Júpiter adelanta a Saturno cada ~20 años, causando una conjunción entre ellos en nuestros cielos. Sin embargo, rara vez éstos se juntan de forma tan cercana como el próximo lunes: entre los años 1800 y 2100 solo hay uno más, el 15 de marzo de 2080, también a 6´ (seis minutos de arco). Hubo otros encuentros a 14´ (1961) y a 27´ (1901) y tres adicionales a menos de 1 grado de distancia (en los años 1802, 1842 y 1861). Todos los otros encuentros pasaron y pasarán a más de 1 grado de distancia angular.

Los invito a observar en los próximos días al cielo sobre el horizonte oeste después de la puesta del Sol, tipo 21:30 hrs: encontrarán los dos planetas mencionados, que se unirán más y más, hasta que este lunes, 21 de diciembre, ambos planetas se parecerán a un astro único, apenas distinguible al ojo desnudo, que se trata de dos objetos. Algo parecido pasó en el año 7 a. C., y fue interpretado por muchos historiadores como la Estrella de Belén que, según la tradición cristiana, guió a los Reyes Magos al lugar del nacimiento de Jesucristo. ¡Feliz Navidad!

Fuente: Dr. Nikolaus Vogt, académico y astrónomo IFA