Especialistas llaman a recuperar la luz de las estrellas

  • Conversatorio organizado por el Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso y el Programa Explora Valparaíso. También participan el Centro Interdisciplinario de Neurociencias de Valparaíso, la Fundación Cielos de Chile, Noche Zero y Oikonos Ecosystem Knowledge.
  • Será transmitido de manera gratuita por plataformas como SoyTv, Youtube Difusión IFA, Explora Valparaíso y el Museo Fonck. 

En el marco del Día de la Astronomía este 19 de marzo a las 18 horas, el Instituto de Física y Astronomía (IFA) de la Universidad de Valparaíso (UV) en conjunto con Explora Valparaíso, del Ministerio de Ciencia, han organizado un Conversatorio virtual denominado “Volvamos a mirar las estrellas”. En la oportunidad, profesionales de diversas disciplinas abordarán los efectos de la contaminación lumínica en las personas, la vida silvestre, las ciudades y la astronomía. Esta iniciativa parte dentro del marco de una colaboración con la Arquitecta Coni Valdebenito, Lighting Designer, quien además es parte de la organización del evento.

La Seremi de Ciencias de la Macrozona Centro, María José Escobar, quién inaugurará la actividad destaca: “Que el Día de la Astronomía se centre en la Contaminación Lumínica tiene un impacto tremendo. Este es un problema transversal que no solo afecta la investigación astronómica, sino que también a la salud de las personas y a la fauna silvestre. El enfrentar un tema desde una mirada multidisciplinaria lo hace más interesante, robusto y también mas cercano a la ciudadanía. Es un tema que nos afecta a todos, no sólo a los astrónomos, y es por eso que como sociedad debemos primero ser conscientes del problema para luego participar en la solución”.

ASTRONOMÍA
Para analizar los efectos de la contaminación lumínica en Chile, la actividad contará con la presencia del Dr. Eduardo Ibar, investigador del IFA-UV y Director ejecutivo de la Sociedad Chilena de Astronomía (SOCHIAS). Con un amplio trabajo en esta materia, el Dr. Ibar actualmente está investigando, mediante un nanosatélite, el nivel de luz en el norte de Chile y alrededores de observatorios. Al respecto, el profesional recalca que “el cielo de Chile es de algún modo la puerta que conecta la Tierra con el espacio exterior. La calidad del cielo de Chile para la observación astronómica es reconocida mundialmente. Si la contaminación lumínica no es atacada efectivamente, en unas pocas décadas podríamos perder esta posición”.

NEUROCIENCIA
“Hemos perdido sueño”, comenta Dr. John Ewer, biólogo y doctor en neurociencias del Centro Interdisciplinario de Neurociencias de Valparaíso, quien se referirá a los efectos de los excesos de luz artificial sobre el cuerpo humano y las graves enfermedades a las que se expone una persona que no respeta el reloj biológico del dormir. “Al extender el día y usar luz de pantallas y celulares de noche que contienen una importante cantidad de luz azul retrasando la entrada en el sueño, provocamos disminución del sistema inmune que es fundamental para mantenernos sanos en estos tiempos de pandemia.”

URBANISMO
Paulina Villalobos, arquitecta y experta en iluminación de las ciudades, reconocida a nivel nacional como una activa defensora de la noche como patrimonio asistirá a este evento para referirse desde su especialidad en cómo contribuye a la biodiversidad un correcto diseño de luminarias públicas. Le preocupa esencialmente la salud urbana en términos de luz y para ello ha trabajado en destacados proyectos innovadores como el Parque de la Familia incorporando un sistema de iluminación que considera especialmente una protección de la vida nocturna, por ejemplo, de los insectos”. Para la arquitecta : “La luz de los espacios públicos debería garantizar la salud pública”.

NORMATIVA
En materia de sistemas de protección, Pedro Sanhueza Secretario de la Fundación Cielos de Chile y Director de la Oficina de Protección de la Calidad del Cielo del Norte de Chile – OPCC, expondrá respecto de los avances normativos y cómo nuestro país está regulando las emisiones de contaminación lumínica.

En este mismo contexto, cabe recordar que a fines del año pasado, se dio a conocer una comisión científica que fue nominada por el Ministerio de Ciencias y de Medio Ambiente para proteger ciertos territorios de la contaminación lumínica y revisar aquellos que poseen características únicas para el desarrollo de la astronomía.

El grupo de seis especialistas definidos con el apoyo de la Sociedad Chilena de Astronomía (SOCHIAS), está integrado por María Teresa Ruiz, Eduardo Unda-Sanzana, Amelia Ramírez, Manuela Zoccali, Rodrigo Reeves y Ricardo Bustos; quienes cuentan con la colaboración de la astrofísica y Seremi del Ministerio de Ciencia, Paulina Assmann, además del director del Programa de Astronomía de ANID, Luis Chavarría.

MEDIOAMBIENTE

Para conocer la importancia del impacto que genera los excesos de luz urbana en la vida silvestre, presentará Valentina Colodro, veterinaria de la ONG Oikonos. Con una mirada desde los territorios, Colodro junto a un equipo de expertos han desarrollado un valioso trabajo, como es el caso en la isla Juan Fernández y cómo la contaminación lumínica ha causado estragos en las fardelas (aves marinas propias del archipiélago).

Para participar de este conversatorio, las personas interesadas pueden inscribirse en https://us02web.zoom.us/webinar/register/WN_-Lg8RCkqQAO06m4tyvIPSg. O bien, puedes conectarte a las redes sociales de Explora Valparaíso, el IFA-UV y el Museo Fonck, el viernes 19 de marzo a las 18:00 horas.

9na Escuela de Verano de Astronomía para profesores debuta en formato no presencial

  • 28 y 29 de enero se realizará de manera virtual

Ya está abierta la convocatoria de la reconocida Escuela de Verano de Astronomía para profesores, organizada por el Núcleo Milenio TITANS de Agujeros Negros Supermasivos y que tiene como objetivo capacitar a educadores de todo el país en temas astronómicos y actualizarlos en nuevas áreas de esta ciencia.

“En esta versión podremos ampliar la convocatoria a profesores de todos los ramos, ya que el formato virtual permite abarcar todo Chile”, explica Neil Nagar, director del Núcleo Milenio TITANS que organiza esta actividad junto al Departamento de Astronomía de la Universidad de Concepción, el Instituto de Física y Astronomía (IFA) de la U. de Valparaíso, el Instituto de Astrofísica de la U. Católica y el Departamento de Astronomía de la U. de Chile.

Con más de 800 docentes capacitados estos nueve años, los días jueves 28 y viernes 29 de enero, pedagogos de enseñanza básica y media tendrán nuevamente la posibilidad de actualizar y fortalecer sus conocimientos en diversos ámbitos de la investigación científica-astronómica.

Neil Nagar destaca otra novedad de este año: “Queremos fomentar la relación de la Astronomía con otras ciencias como la biología, la química, la ingeniería y ahora sumaremos a experiencias innovadoras que incluyen arte y humanidades”.

La programación de la escuela incluye cursos teóricos y talleres prácticos, a cargo de astrónomos profesionales de las distintas universidades pertenecientes al proyecto Núcleo Milenio TITANS y Proyecto BASAL.

La instancia se realizará en dos jornadas, divididas en dos tandas cada una: de 9:15 a 12:45 y de 15:00 y 16:30, el día jueves; y de 9:30 a 12:45 y de 14:30 a 16:30, el día viernes.
Para participar, los postulantes deben ser docentes de Física o Ciencias, tanto de enseñanza básica como media, que actualmente se desempeñen activamente en establecimientos municipales, particulares y particulares-subvencionados de nuestro país. Aún así, existen cupos especiales para profesores de arte, ciencias sociales y humanidades.
El proceso para postular requiere que hasta el 18 de enero, los interesados envíen sus antecedentes a través de la ficha de postulación online, disponible en el sitio web del Departamento de Astronomía de la UdeC y del IFA de la U. de Valparaíso.
La lista de seleccionados se dará a conocer el día 25 de enero por la página web de estas mismas instituciones.

FORMULARIO INSCRIPCIóN

DOCUMENTO CONVOCATORIA

8vo Congreso Astronómico Escolar ya tiene finalistas

  • Toda la actividad será transmitida en vivo este viernes 13 de noviembre a las 15 horas través del canal de Youtube del proyeto Anillo de Agujeros Negros Supermasivos:

5 grupos finalistas de la categoría Ed. Media a nivel nacional son parte del Desafío final del 8vo Congreso Astronómico Escolar que presentarán sus investigaciones : Martín Concha y Tabatha Vargas “La masa de una galaxia y materia oscura” del Liceo Católico Atacama – Copiapó/Atacama; Florencia Aravena y Fernanda Fuente “Exoplanetas – Estudiando planetas posiblemente habitables” del Colegio Almondale Lomas – Concepción/Biobío; Antonia Muñoz e Isidora Caviedes “Estudiando el Agujero Negro de la Vía Láctea” del Colegio Concepción de Chillán – Chillán/Ñuble; Florencia Bernal y Paula Gutiérrez “Estrellas: estudiando la evolución estelar” con el Colegio Constitución – Constitución/Maule; Ignacia Núñez y Yohana Hidalgo “Estudiando Agujeros Negros Supermasivos a través de los brazos de galaxias espirales” del Colegio Alianza Austral – Coyhaique/Aysén.

Por su parte, en Educ. Básica los alumnos finalistas para el Desafío Kahoot son:

  • Vicente Ortiz, Colegio Galileo – Quillota/Valparaíso
  • Claudia Vásquez, The Angel’s School – Ñuñoa/Metropolitana
  • Agustin Ávila, Colegio Chileno Árabe – Chiguayante/Biobío
  • Lurdes Castro, Liceo Diego de Almeida – Diego de Almagro/Atacama
  • Constanza Bastidas, Esc. Rafael Ampuero Villarroel – Tomé/Biobío
  • Maite Fuentealba, Colegio Fraternidad – San Pedro de la Paz/Biobío
  • Renata Torres, Almondale Valle Concepción – Concepción/Biobío
  • Maximiliano Olea, The Angel’s School – Ñuñoa/Metropolitana

Con una nueva modalidad online, esta 8va versión este año 2020, la convocatoria se amplió para estudiantes de enseñanza básica y media de todo el país, quienes contaron con asesoría directa con una astrónoma o astrónomo durante todo el proceso.

Pamela Henríquez, coordinadora del evento, destaca que: “Fue una intensa selección, ya que se inscribieron 189 participantes desde Copiapó a Coyhaique que fueron pasando con desafíos mensuales a través de las plataformas Kahoot y Zoom con temáticas astronómicas”.

El 8° Congreso Astronómico Escolar es iniciativa del Proyecto Anillo de Agujeros Negros Supermasivos que integran la Universidad de Concepción, al Instituto de Astrofísica de la Pontificia Universidad Católica de Chile y al Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso; en conjunto con el Centro de Astrofísica y Tecnologías Afines (CATA) y el Núcleo Milenio de Formación Planetaria (U. Valparaíso/U.T. Federico Santa María).

En esta ocasión el jurado está compuesto por los destacados astrónomos Dr. Ezequiel Treister de la PUC, la Dra. Patricia Arévalo del IFA- UV y Karina Mauco del Núcleo de Formación Planetaria (NPF).

Con más de 350 estudiantes del país que ya han participado en todas las versiones del Congreso Astronómico Escolar, el objetivo de motivar la investigación en ciencias y acercar la astronomía a la sociedad, lleva a cabo el Congreso, el encuentro científico estudiantil sobre astronomía más grande de Chile.

Pronto aquí fotografías del evento online

Las galaxias del Universo primitivo eran sorprendentemente maduras

Las galaxias masivas ya eran mucho más maduras en el Universo primitivo de lo que se pensaba. Fue lo que reveló un equipo internacional de astrónomos que estudió 118 galaxias distantes con el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA).

La mayoría de las galaxias se formó cuando el Universo aún era muy joven. La nuestra, por ejemplo, probablemente empezó a formarse hace 13.600 millones de años, y hoy nuestro Universo tiene 13.800 millones de años. Cuando el Universo tenía solo un 10 % de su edad actual (entre 1.000 y 1.500 millones de años después del Big Bang), la mayoría de las galaxias experimentó una especie de “estirón”. En ese momento, las galaxias adquirieron gran parte de su masa estelar y otras propiedades como el contenido de polvo y de elementos pesados y las formas en espiral que vemos en las galaxias más cercanas. De ahí que, para entender cómo se formaron las galaxias como nuestra Vía Láctea, sea tan importante estudiar esa época cósmica.

En el marco de la campaña de observación llamada ALPINE (o ‘Gran Programa de ALMA par Observar C+ en Épocas Remotas’, por su sigla en inglés), un equipo internacional de astrónomos estudió 118 galaxias que se encontraban en pleno “estirón” en el Universo primitivo. “Para nuestra sorpresa, muchas de ellas ya estaban mucho más maduras de lo que esperábamos”, cuenta Andreas Faisst, del Centro de Análisis y Procesamiento Infrarrojo (IPAC, en su sigla en inglés) del Instituto de Tecnología de California (Caltech).

Las galaxias se consideran más maduras que primordiales cuando contienen una cantidad considerable de polvo y elementos pesados. “No esperábamos ver tanto polvo y elementos pesados en estas galaxias distantes”, agrega el científico. El polvo y los elementos pesados (definidos por los astrónomos como elementos más pesados que el hidrógeno y el helio) son considerados subproductos de estrellas moribundas. Pero como las galaxias del Universo primitivo todavía no han tenido tiempo suficiente para producir estrellas, los astrónomos no esperaban que contuvieran grandes cantidades de polvo ni elementos pesados.

“Los estudios realizados anteriormente nos habían mostrado que las galaxias tan jóvenes contienen poco polvo”, explica Daniel Schaerer, de la Universidad de Ginebra (Suiza). “Sin embargo, descubrimos que cerca del 20 % de las galaxias que se formaron durante esta época remota contienen mucho polvo y que una proporción considerable de la luz ultravioleta emitida por las estrellas recién formadas ya es opacada por ese polvo”, agrega.

Muchas de las galaxias observadas también son consideradas relativamente maduras porque presentan estructuras muy diversas, que incluyen las primeras señales de discos giratorios, los cuales, posteriormente, podrían formar estructuras en espiral como la de nuestra Vía Láctea. Por lo general, los astrónomos esperan que las galaxias del Universo primitivo estén maltrechas debido a las frecuentes colisiones a las que se ven sometidas. “Vemos muchas galaxias en proceso de colisión, pero también vemos algunas que giran de forma ordenada, sin presentar señales de colisiones”, afirma John Silverman, del Instituto Kavli de Física y Matemática del Universo, en Japón.

ALMA ya había observado galaxias muy distantes, como MAMBO-9 (una galaxia con mucho polvo) y el Disco Wolfe (una galaxia con un disco giratorio). No obstante, era difícil determinar si estos hallazgo eran únicos o si había más galaxias similares. ALPINE es la primera campaña que permitió a los astrónomos estudiar una cantidad significativa de galaxias del Universo primitivo, y los resultados obtenidos demuestran que esas galaxias pueden evolucionar más rápido de lo que se creía. Así y todo, los científicos aún o entienden a cabalidad cómo crecieron tan rápido ni por qué algunas ya tienen discos giratorios.

Las observaciones realizadas con ALMA fueron cruciales para esta investigación, puesto que los radiotelescopios pueden observar los procesos de formación de estrellas ocultas por el polvo y determinar el movimiento del gas emanado de zonas incubadoras de estrellas. Para estudiar las galaxias del Universo primitivo se suelen usar telescopios ópticos e infrarrojos, que permiten medir las masas de las estrellas formadas y en formación que no se encuentren opacadas por polvo. Sin embargo, con estas herramientas es más difícil observar zonas oscurecidas por el polvo, donde suelen formarse las estrellas, y medir el movimiento del gas presente en las galaxias. A veces, simplemente no se logra ver galaxia alguna. “Con ALMA descubrimos galaxias distantes cuya existencia desconocíamos. Ni siquiera el telescopio Hubble había podido detectarlas”, comenta Lin Yan, de Caltech.

Para saber más sobre las galaxias distantes, los astrónomos quieren apuntar ALMA hacia galaxias individuales durante más tiempo. “Queremos ver exactamente dónde está el polvo y cómo se desplaza el gas. También queremos comparar las galaxias que contienen mucho polvo con otras situadas a la misma distancia y ver si hay algo especial en sus entornos”, explica Paolo Cassata, de la Universidad de Padua (Italia), quien anteriormente se desempeñaba en la Universidad de Valparaíso (Chile).

ALPINE es la primera campaña de observación de galaxias del Universo primitivo en longitudes de onda múltiples. Para obtener una amplia muestra de galaxias los investigadores recabaron datos de observaciones ópticas (de los telescopios Subaru, VISTA, Hubble, Keck y VLT), infrarrojas (Spitzer) y de radio (ALMA). Estos estudios en longitudes de onda múltiples son necesarios para entender a cabalidad cómo se forman las galaxias. “Solo se pueden llevar a cabo campañas tan grandes y complejas como esta gracias a la colaboración entre distintas entidades de todo el mundo”, comenta Matthieu Béthermin, del Laboratorio de Astrofísica de Marsella (Francia).

Información adicional

La lista de las publicaciones de ALPINE disponibles a la fecha se puede consultar en: http://alpine.ipac.caltech.edu/#publications.

Los artículos de ALPINE están dedicados a la memoria de Olivier Le Fèvre, investigador principal de ALPINE.

Los coinvestigadores principales de ALPINE son:
– Andreas Faisst, Caltech/IPAC (EE. UU.)
– Lin Yan, Caltech (EE. UU.)
– Peter Capak, Caltech/IPAC (EE. UU.)
– John Silverman, Instituto Kavli de Física y Matemática del Universo (Japón)
– Matthieu Béthermin, Laboratorio de Astrofísica de Marsella (Francia)
– Paolo Cassata, Universidad de Padua (Italia)
– Daniel Schaerer, Universidad de Ginebra (Suiza)

El comunicado de prensa original fue publicado por el Observatorio Radioastronómico Nacional de los Estados Unidos (NRAO), socio de ALMA en nombre de América del Norte.

El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), una instalación astronómica internacional, es una asociación entre el Observatorio Europeo Austral (ESO), la Fundación Nacional de Ciencia de EE. UU. (NSF) y los Institutos Nacionales de Ciencias Naturales de Japón (NINS) en cooperación con la República de Chile. ALMA es financiado por ESO en representación de sus estados miembros, por NSF en cooperación con el Consejo Nacional de Investigaciones de Canadá (NRC) y el Ministerio de Ciencia y Tecnología de Taiwán (MOST), y por NINS en cooperación con la Academia Sinica (AS) de Taiwán y el Instituto de Ciencias Astronómicas y Espaciales de Corea del Sur (KASI).

La construcción y las operaciones de ALMA son conducidas por ESO en nombre de sus estados miembros; por el Observatorio Radioastronómico Nacional (NRAO), gestionado por Associated Universities, Inc. (AUI), en representación de Norteamérica; y por el Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ) en nombre de Asia del Este. El Joint ALMA Observatory (JAO) tiene a su cargo la dirección general y la gestión de la construcción, así como la puesta en marcha y las operaciones de ALMA.

Imágenes

Imagen de dos galaxias con mucho polvo obtenidas con ALMA – Estas son dos galaxias del Universo primitivo observadas con ALMA en ondas de radio. Se consideran más maduras que primordiales porque contienen grandes cantidades de polvo (en amarillo). ALMA también reveló la presencia de gas (en rojo), a partir del cual se puede estudiar la formación de estrellas y los movimientos de las galaxias opacadas por el polvo. Créditos: B. Saxton NRAO/AUI/NSF, ALMA (ESO/NAOJ/NRAO), equipo de ALPINE

Representación artística de una galaxia giratoria distante con mucho polvo – Representación artística de una galaxia del Universo primitivo que contiene una gran cantidad de polvo y muestra las primeras señales de un disco giratorio. El rojo representa el gas, y el azul y el café representan el polvo observado en ondas de radio por ALMA. En el fondo se ven muchas otras galaxias basadas en datos ópticos de los telescopios VLT y Subaru. Créditos: B. Saxton NRAO/AUI/NSF, ESO, NASA/STScI; NAOJ/Subaru

Animación artística de una galaxia giratoria distante 
Animación artística de una galaxia del Universo primitivo que contiene una gran cantidad de polvo y muestra las primeras señales de un disco giratorio. El rojo representa el gas, y el azul y el café representan el polvo observado en ondas de radio por ALMA. En el fondo se ven muchas otras galaxias basadas en datos ópticos de los telescopios VLT y Subaru.
Créditos: B. Saxton NRAO/AUI/NSF, ESO, NASA/STScI; NAOJ/Subaru

Fuente: Iris Nijman NRAO

Los troyanos en nuestro Sistema Solar

Evolución en el tiempo (hasta 10 mil años) del polvo (granos entre µm hasta cm) al rededor de los puntos Lagrangianos de un planeta tipo Júpiter. La figura muestra siempre al planeta en la misma posición. El polvo del disco se va evacuando, excepto en los puntos Lagrangianos donde se acumulan Troyanos. La masa final acumulada en ellos es de 3 masas lunares.

En 1772 Lagrange identificó cinco puntos de estabilidad entre tres cuerpos: el Sol, un planeta, y un objeto pequeño. En este contexto, estabilidad hace referencia a que en esos puntos el objeto pequeño será igualmente atraído por los dos cuerpos, con la misma intensidad. A los objetos (asteroides) que comparten la órbita de un planeta se les llama Troyanos, y están ubicados en dos puntos estables de Lagrange, llamados L4 y L5, dónde: L4, está a 60º adelante del planeta y L5, 60º detrás de él. 

Según Lagrange, grandes cantidades de polvo y asteroides (del tamaños de metros a kilómetros) deberían acumularse en estos puntos alrededor de Júpiter, los que fueron observados por primera vez en 1906. Con el avance de la tecnología y nuevas observaciones, se han identificado cientos de Troyanos en el Sistema Solar. Sin embargo, aún no se sabe completamente cómo se forman estos objetos ni porqué pareciera que hay más objetos en un punto de Lagrange que en el otro. A pesar de la existencia de estos puntos de equilibrio, no está claro cuál es la dinámica que permite que polvo y rocas se acumulen, ni a qué velocidad lo hacen -o en qué cantidades-. Más aún, considerando que en los inicios del Sistema Solar, este formaba un disco con un alto contenido de gas (99%) y poco polvo (1%), el origen de los Troyanos debe estar íntimamente relacionado a esta interacción entre gas y polvo.

Buscando responder esta interrogante, un grupo internacional de astrónomos, liderado por Matías Montesinos,  investigador asociado del Max Planck Tandem Group y colaborador del Núcleo Milenio de Formación Planetaria, NPF,  resolvió teóricamente dicha interacción, reconstruyendo así el origen y el pasado remoto de los Troyanos alrededor de un planeta tipo Júpiter.

Seis de los ocho autores de este trabajo pertenecen al NPF. Además de Montesinos, participó Juan Garrido-Deutelmoser, estudiante de postgrado; Johan Olofsson, investigador asociado; Jorge Cuadra, investigador asociado; Amelia Bayo, directora del NPF; y Mario Sucerquia, investigador postdoctoral. La investigación fue publicada en la prestigiosa revista científica Astronomy & Astrophysics.

“Modelamos la evolución de un disco protoplanetario mediante simulaciones hidrodinámicas, tomando en cuenta las interacciones de un planeta tipo Júpiter con el contenido de gas y polvo del disco. Además, consideramos una ecuación de energía, en la que el gas es calentado por la estrella, y enfriado poco a poco mediante radiación de cuerpo negro, permitiendonos modelar de manera más realista la termodinámica y dinámica del proceso”, explica Montesinos.

Los investigadores concluyeron que el polvo efectivamente se aloja en los puntos Lagrangianos, lo que ocurre en un periodo de tiempo corto. En unos 10 mil años debiera acumularse polvo en L4 y L5, en una cantidad aproximadamente de algunas masas lunares. Este polvo se acumula por la interacción gravitacional entre Júpiter y el gas primordial del disco protoplanetario. 

“Notamos además ciertas peculiaridades en la formación final de los Troyanos. Por ejemplo descubrimos una asimetría natural en dónde L5 acumula más masa que L4 (lo cual no es posible determinar sólo con argumentos de estabilidad de Lagrange). Además, encontramos que el reservorio de polvo para el ensamblaje de un Troyano se encuentra solamente en la misma región orbital del planeta. Es decir, los Troyanos “atrapados” en un punto Lagrangiano no provienen de regiones lejanas al planeta (ej., bordes exteriores del disco), sino que de zonas co-rotantes a él, en su misma órbita”, indica Montesinos. El astrofísico agrega que lo anterior quiere decir, por ejemplo, que estos troyanos compartirían la composición química del planeta al que acompañan, al menos en primer orden.

Amelia Bayo, quien también es académica del Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso comenta que una de las cosas que me parecen más interesantes del trabajo es que conecta muy directamente el “mundo” de la investigación de exoplanetas,  con lo qué podemos ver en otros sistemas solares, con nuestro sistema solar. “Sabemos por ejemplo que hay muchos sistemas planetarios que son super distintos a nuestro sistema solar, pero parece que la acumulación de polvo en estos puntos y con estas asimetrías debería de ser una característica común del zoo planetario”, indica.

Trabajo a futuro

Un punto interesante para los investigadores es considerar las interacciones con otros planetas del Sistema Solar que pudieron influir en la formación de los Troyanos.

“Como futuros trabajos observacionales, sería interesante intentar detectar estos Troyanos primordiales en ciertos sistemas jóvenes. Hay muchos discos alrededor de estrellas jóvenes, que se asemejan a lo que fue el Sistema Solar. En algunos de ellos se han observado cavidades, supuestamente formadas por planetas, sin embargo ha sido muy difícil detectarlos. Alrededor de estos planetas aún no observados, deberían haber dos enjambres de Troyanos, uno adelante del planeta en L4, y otro siguiéndolo por detrás en L5. Encontrar estas dos grandes acumulaciones de polvo al interior de una cavidad, sería una pista indirecta de la presencia de un planeta oculto en ella”, concluye Matias Montesinos.

Link al articulo

Fuente: Carol Rojas, Núcleo de Formación Planetaria, NPF

Abiertas las postulaciones a Programa de Magíster y Doctorado en Astrofísica

Nebulosa de Orión

Programa de Doctorado:

Este doctorado, sustentado por un cuerpo académico de excelencia y altos índices de productividad científica, tiene como objetivo formar recursos humanos para realizar investigación científica en Astrofísica. Chile cuenta con infraestructura de telescopios e instrumentación astronómica de excelencia mundial, garantizando el 10% del tiempo de observación a quienes trabajan en Instituciones chilenas.

El estudiante de nuestro programa de doctorado, sea nacional o extranjero, se formará en un sólido ambiente de creación científica, constituyendo grupos de investigación con otros alumnos de postgrado, post-doctodorados y profesores; además, podrá entablar colaboraciones con universidades de prestigio nacional e internacional.

El Doctor en Astrofísica tendrá una formación avanzada en física aplicada a fenómenos astronómicos, capacidad crítica e independencia de criterio, y una experiencia profunda en investigación del más alto nivel en alguna de las áreas claves de la astrofísica, que van desde la formación de planetas hasta la cosmología teórica, pasando por la astroestadística y los observatorios virtuales.

Toda la información aquí: https://postgrados.uv.cl/doctorado/doctorado-en-astrofisica

Postula en Línea aquí

Programa de Magíster en Astrofísica

El Programa de Magíster en Astrofísica de la Universidad de Valparaíso se caracteriza por contribuir a la formación de nuevos científicos capaces de producir y transferir conocimientos en el área de la astrofísica, capacitando al estudiante con conocimientos formales y experiencia de investigación en astrofísica. 

El programa es de carácter académico y está articulado tanto con la Licenciatura de Física mención Astronomía, como con el Programa de Doctorado en Astrofísica, a través de sus planes de estudio. 

Las líneas de investigación del Programa están directamente ligadas a aquellas desarrolladas por el cuerpo académico del Instituto de Física y Astronomía (IFA) de la Facultad de Ciencias: Astrofísica Estelar, Astrofísica Galáctica, Astrofísica Extragaláctica, Astrofísica Teórica, y Astroestadística. 

Los graduados del programa de Magíster en Astrofísica se caracterizan por tener conocimientos avanzados en una o más áreas de la Astrofísica desarrolladas en el IFA, además de tener una formación teórica y práctica con énfasis en la aplicación de metodologías de investigación, lo cual implica haber desarrollado la capacidad para proponer, formular, evaluar y ejecutar proyectos, así como también una capacidad efectiva de difusión y divulgación de los resultados obtenidos.

Toda la información en el siguiente link : https://postgrados.uv.cl/magister/astrofisica

Postula en línea aquí

¿Qué significa el hallazgo de fosfina en Venus?

Venus
  • Venus es conocido popularmente como el “Lucero del Alba o del Atardecer” y por ser el “planeta hermano de la Tierra”, eminentemente rocoso y terrestre, ya que posee similar tamaño, masa y composición.
  • Estos hallazgos, si bien son una importante sorpresa que dispone a la comunidad de investigadores astronómicos a avanzar en nuevos rastros de formas de vida extraterrestre, los orígenes de este gas probablemente lleven a revelar inéditas fórmulas químicas pensadas desde la Tierra.

Olor a ajo sería lo más cercano al gas fosfano (o fosfina), el que fue detectado en las nubes de Venus. Sólo si lográramos salir con vida luego de la inspiración de esa sustancia que es extremadamente venenosa, ya que sobrevivir a ello sería casi un milagro.

Los rastros de vida microbiana en Venus, que se basan en pequeñas trazas de fosfina, fueron descubiertos por especialistas de la Universidad de Cardiff en Reino Unido (UK), junto a la Universidad Tecnológica de Massachusetts MIT en Estados Unidos. Las observaciones fueron realizadas con el telescopio James Claerk Maxwell (JCMT) en Hawái y confirmadas con el Atacama Large Millimeter Array (ALMA) en Chile.

La autora principal de este descubrimiento, la Dra. Jane Greaves de la Universidad de Cardiff (UK) junto a un gran equipo de científicos de varios países publicaron su trabajo en la prestigiosa revista Nature Astronomy.

El Dr. Jacob Crosset, astrónomo e investigador postdoctoral del Instituto de Física y Astronomía (IFA) de la Universidad de Valparaíso, comentó el significado de que la fosfina haya sido detectada en las nubes de Venus: “La fosfina es un gas que en la Tierra solo es creado por microbios y procesos industriales, y no se sabe aún que se produzca naturalmente en la Tierra sin vida”.

El Dr. Crosset nos comenta que este equipo de científicos explicó los altos niveles de fosfina con fenómenos conocidos que ocurren en Venus, como volcanes, rayos y meteoros, pero ninguno de ellos pudo explicar el alto nivel del gas. 

Señala que: “Las únicas explicaciones que encontraron que podrían funcionar es que hay algunos procesos químicos nuevos y desconocidos que ocurren en Venus, o que podría haber indicios de vida bacteriana generando gas fosfina en las nubes de Venus. 

El Dr. Crosset, emocionado, agrega que no esperaban ver la cantidad de fosfina que se detectó en las nubes de Venus.

-¿Podría ser esto un rastro de vida pasada en este planeta?-

¡Posiblemente! Sabemos que los microorganismos producen esta sustancia química en la Tierra, sin embargo, las nubes de Venus son extremadamente ácidas, por lo que sería muy difícil que exista vida ahí. Una explicación más probable es que no comprendemos completamente la química detrás de la producción de fosfina en Venus si son algunas reacciones químicas o procesos geológicos nuevos que crean el gas. Esto es parte de la emoción, ¡no sabemos cuál es la respuesta! El resultado muestra que todavía hay mucho más que investigar sobre las nubes de Venus y verificar que es lo que crea esta sustancia química en Venus. 

-¿Qué implicaciones tiene este descubrimiento en la búsqueda de vida en el Universo?- 

Esta investigación ha demostrado que la fosfina es una sustancia química de “trazador biológico”. Los productos químicos de firma biológica son producidos por organismos vivos y no a través de otras reacciones químicas. La detección de estos compuestos en otros planetas proporcionará algunas de las mejores pruebas de vida en otros mundos. Sin embargo, debemos trabajar mucho para comprender todas las formas en que se pueden fabricar sustancias químicas como la fosfina, para saber si realmente es vida la que la produce. Es de esperar que el seguimiento de la investigación descubra si hay nuevos procesos químicos que comprender en Venus o si puede haber vida en otro mundos. 

La visión ancestral de los eclipses solares: mitos y leyendas

  • Este es el capítulo XXV del Ciclo Astronomía en Tu Casa organizado por el Proyecto Anillo de Agujeros Negros Supermasivos y que el viernes 11 de Septiembre a las 19 horas presentará el astrónomo del Instituto de Física y Astronomía (IFA) Erick C. Pastén
  • Con ya más de 32.000 espectadores este Ciclo de Charlas online fue ideado especialmente para brindar un panorama científico a las familias en casa producto del Covid-19

¿Qué son los eclipses? ¿Cómo sucede este fenómeno astronómico? ¿Cómo se los han explicado las diversas culturas a lo largo de la historia de la humanidad ?

Esta charla es un recorrido sobre los mitos y las leyendas que crearon diversas culturas para explicar la naturaleza de tan espectacular evento. Se presentarán los relatos de los egipcios, los japoneses y culturas originarias precolombinas, entre otras.

El pasado y el futuro eclipse solar que ocurrió y ocurrirá en nuestro país el próximo 14 de diciembre invita a realizar una reflexión a cerca de las visiones que tenían los pueblos antiguos a cerca de estos fenómenos.

Sobre este tema nos dictará su charla el Master en Astrofísica, Erick Pastén el próximo viernes 11 de septiembre a las 19 horas en el Ciclo de Charlas online “Astronomía en tu Casa” que son transmitidas en vivo por el Canal de Youtube del Proyecto Anillo de Agujeros Negros Supermasivos.

Erick C. Pastén es Licenciado en Física en la UTFSM; Master en Astrofísica del Instituto de Física y Astronomía (IFA – UV), y miembro del Núcleo Mileno de Formación de Planetaria (NPF)  e ilustrador amateur. Su principal área de investigación abarcan las enanas blancas,  estrellas binarias compactas y Magnetismo.

Luego de esta charla, durante media hora, el público asistente podrá interactuar con el charlista en directo haciendo consultas acerca de la temática expuesta.

Este ciclo es una realización del Proyecto Anillo de Agujeros Negros Supermasivos, integrado por astrónomas y astrónomos de la Universidad de Concepción, la Pontificia Universidad Católica y la Universidad de Valparaíso

Los episodios anteriores de las charlas astronómicas se encuentran disponibles en el mismo canal YouTube “Proyecto Anillo Agujeros Negros Supermasivos”, en el link  https://bit.ly/anilloBHYoutube, incluyendo temas sobre agujeros negros, arqueología galáctica y colisiones de galaxias, entre otros.

Investigadores del IFA se refieren al impacto del telescopio James Webb 

El gran reflector permitirá al telescopio observar las estrellas en rangos de frecuencia mucho más bajos comparado con el telescopio espacial Hubble

Revolucionarios aportes brindará el telescopio James Webb (JWST) que se lanzará en octubre del 2021 al espacio y que tendrá un tremendo impacto para la investigación que desarrollan los y las astrónomas en el Instituto de Física y Astronomía (IFA – UV) de la Universidad de Valparaíso.

25 años tardó en estar listo este observatorio espacial desarrollado por 17 países que está siendo construido y operado conjuntamente por la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Canadiense, para sustituir los telescopios Hubble y Spitzer.

El astrónomo del IFA , Dr. Eduardo Ibar se refirió a esta importante noticia publicada por varios medios de comunicación los últimos días : “No estará orbitando a la Tierra, sino que estará a 1.5 millones de kilómetros, en una posición que le llamamos el Lagrangiano-2, ubicado  “detrás de la Tierra” en la proyección de la línea que une el Sol y la Tierra”.

El Dr. Ibar advierte que : “Esto lo pone en una tremenda desventaja, ya que si por algún motivo la óptica no está alineada, como sucedió con el telescopio espacial Hubble no hay forma de enviar astronautas a repararlo, además, la envergadura del telescopio de 6.5 metros de diámetro no permite lanzarlo en forma desplegada, es decir , que necesitará desplegarse en el espacio, añadiendo riesgos que deben ser controlados a la perfección ”.

Las observaciones astronómicas del JWST permitirán tener una mirada única para explorar los comienzos del Universo, las cuales en combinación con los telescopios terrestres ubicados en el norte de Chile revolucionarán, entre otros, nuestro entendimiento de cómo se formaron y evolucionaron las galaxias. 

Por su parte, la docente del IFA y directora del Núcleo Milenio de Formación Planetaria (NPF) Dra. Amelia Bayo, comenta que con respecto a la formación estelar y planetaria, y, también para el estudio de exoplanetas, el James Webb supone un avance “astronómico” en precisión con respecto a sus “predecesores”, el telescopio SPITZER en el infrarrojo medio, y el Hubble en el infrarrojo cercano.

James Webb va a permitir analizar con un detalle exquisito las atmósferas de planetas que orbitan otras estrellas. La técnica que se ocupará para esto es la espectroscopía infrarroja, que permitirá conocer aspectos químicos inaccesibles hasta ahora de estos mundos extrasolares.

En un “paso astronómico anterior”, es decir, respecto de los discos en los que se forman estos exoplanetas, James Webb permitirá comparar las propiedades del polvo y gas de estos discos que alimentan a los protoplanetas, alcanzando objetos de una de nuestras galaxias vecinas, la Gran Nube de Magallanes, y, por primera vez, comenzar a entender semejanzas y diferencias en los procesos de formación planetaria entre distintas galaxias, concluyó la Dra. Amelia Bayo.