¿Son reales los colores de las imágenes del Universo?

-Nicolás Medina candidato a doctor en Astrofísica del Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso dará la próxima charla pública de este 4 de julio a las 18 horas en la Sala Rubén Darío de la Universidad de Valparaíso.

-Se transmitirá en formato online a través del Canal Youtube Difusión IFA y Facebook IFA UValpo y cuenta con intérprete en lengua de señas chilena gracias al aporte de SOCHIAS y el Programa Breaking The Barriers.

Será el astrónomo Nicolás Medina del IFA-UV quien presentará la fascinante charla sobre Los colores de las imágenes astronómicas, en el que responderá la interrogante ¿Te has preguntado alguna vez si los colores que muestran las imágenes astronómicas son reales?” el lunes 4 de julio a las 18 horas en la sala Rubén Darío del Centro de Extensión de la UV, ubicado en Blanco 1113 en Valparaíso. 

Para el investigador, “Primero debemos entender qué es una imagen, qué significan los colores que la componen y cómo esto se relaciona en la forma con la que entendemos la realidad.” Tras discutir el tema “tendremos las herramientas para interpretar y apreciar las siderales imágenes de la astronomía moderna”.

La astronomía es sinónimo de imágenes asombrosas y siderales, literalmente fuera de este mundo. Composiciones a todo color que nos recuerdan que el universo está lleno de estructuras increíbles. El correcto análisis de estas imágenes nos permite extraer información crítica desde la luz que emiten esos puntitos brillantes que habitan el cielo. 

En su exposición el experto se referirá al proceso de colorear imágenes estelares, teniendo bases en el proceso biológico de cómo los humanos percibimos el color y cómo se entiende esta información de forma digital. “En esta charla, uniremos todos estos cabos y veremos cómo se (des)componen los colores de las imágenes astronómicas”, explica Nicolás Medina  .

“Física & Rock”, la nueva cápsula del IFA que se estrena en radio Valentín Letelier

¡ En sólo 4 minutos podrás conocer el fascinante mundo de la física a través de una entretenida cápsula radial !

Una nueva cápsula radial dedicada a la divulgación de la física se estrenará este jueves 23 de junio a las 11:30 por radio Valentín Letelier 97.3 FM y será retransmitida todos los martes a las 11 horas.

Creada por el físico originario de Escocia, Dr. Graeme Candlish, quien es académico del Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso, esta cápsula radial abordará de manera didáctica temas de física teórica, gravedad, física de partículas, cosmología, agujeros negros, astrofísica, la computación científica y otras increíbles materias desconocidas.

Siempre me ha gustado hablar de la física con mis amigos y familia, y pensé que sería bueno hablar con un público más amplio!”, cuenta el profesor Graeme Candlish al consultarle por su motivación de producir esta cápsula.

Producida en dependencias de la radio Valentin Letelier “Física & Rock” también tiene música característica creada especialmente por el gaitero celta Antil Camacho.

Graeme Candlish es seguidor de los divulgadores Carl Sagan y Richard Feynman el profesor Candlish investiga el origen del universo a través de simulaciones computacionales de cosmología, pero también se dedica a otra de sus pasiones: la música. Forma la famosa banda de rock astrofísico Cosmic Strings, junto a otros cuatro colegas del IFA – UV. Este grupo nació en el año 2014 y está compuesto por dos astrónomos, dos físicos y un astrometeorólogo. Incluso en el 2018 fueron los teloneros de una charla de José Maza ante más de 6 mil personas.

Graeme Candlish es uno de los vocalistas y guitarristas junto a José Villanueva (encargado de guitarra y voces), la banda cuenta con Víctor Cárdenas (batería), el astrometeorólogo Omar Cuevas (bajo y voces) y los astrónomos Claus Tappert (guitarra y voces), de Alemania.

El académico también disfruta de vivir en esta región por la cercanía del océano, los barcos, los pelícanos y los lobos de mar.

Escucha aquí la primera cápsula

Astrónoma invita a un paseo por la historia de la vida en la Tierra en 40 minutos

-Un importante mensaje entregará la científica Penélope Longa-Peña invitada  por el Instituto de Física y Astronomía a dar la próxima charla pública este 6 de junio a las 18 horas en la Sala Rubén Darío de la Universidad de Valparaíso. 

-La actividad se transmitirá también en formato online a través del Canal Youtube Difusion IFA y Facebook IFA UValpo y cuenta con intérprete en lengua de señas chilena gracias al aporte de SOCHIAS y el Programa Breaking The Barriers.

Esta charla que se titula “La historia de la Tierra: la Vida y todo lo demás” está a cargo de la astrónoma Dra. Penélope Longa-Peña de la Universidad de Antofagasta y es un paseo por la historia de la vida en la Tierra como la conocemos, partiendo con la creación de nuestro Sistema Solar y terminando en la era de la información.

A propósito de este recorrido es que la científica hace un llamado urgente de carácter medioambiental  respecto del cuidado de nuestro planeta: “Ahora es cuando, ya no tenemos más tiempo que perder, necesitamos actuar para salvar el único lugar que hasta ahora sabemos que puede albergar vida en todo el Universo: nuestro planeta”, insiste.

Penélope Longa-Peña se referirá, también, a los cataclismos, extinciones masivas y planetarias y la de los dinosaurios y de otras especies así como de todas las aventuras que la vida ha tenido en nuestro planeta desde sus orígenes, visto desde los ojos de los más recientes avances de la ciencia.

La astrónoma Penélope Longa-Peña

La actividad está diseñada para público general, en la cual el objetivo “es darnos un paseo por la historia de la vida en la Tierra, destacando ideas científicas y últimos descubrimientos al respecto poniendo en perspectiva la cantidad de tiempo que llevamos como especie en la Tierra y lo que hemos hecho intencionalmente para modificarla versus lo que realmente le tomó a la vida “inteligente” surgir”.

Penélope Longa- Peña es astrónoma del Centro de Astronomía CITEVA de la Universidad de Antofagasta desde el año 2015. Estudió su pregrado y magíster en Antofagasta y realizó su Doctorado en Astrofísica en la Universidad de Warwick, Reino Unido. Se desempeñó como Survey Operation Scientist (SOS) de APOGEE- 2 Sur, la operación en Chile de SDSS IV, que se dedicó a desentrañar los misterios de la estructura de nuestra Galaxia, hasta el año pasado, cuando el survey llegó a su fin.  Es también miembro del consorcio MiNDSTEp desde donde observa con frecuencia microlentes gravitacionales en busca de tránsitos planetarios y colabora con diversas organizaciones internacionales en la caracterización de planetas extrasolares. Desde temprana edad ha estado involucrada en la divulgación astronómica, participando de grupos de divulgación y coordinando actividades de vinculación para niños y adultos. Actualmente se desempeña como Secretaria de Vinculación de CITEVA, luego de 5 años en la dirección del Magíster en Astronomía con menciones, donde la mención en astrobiología abrió su curiosidad por las ciencias planetarias y la vida más allá de la Tierra.

Para conocer a la astrónoma se puede visitar de manera virtual la exposición “Ciencia para Todas” de Ingeniosas (https://ingeniosas.org/) en Antofagasta, que retrató en 132 ilustraciones de escolares de la región a 8 científicas locales

Panoramas astronómicos en el Día de los Patrimonios

Como todos los años el último domingo de mayo se celebra el Día de los Patrimonios y este 28 y 29 el Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso estará presente en dos actividades destacadas en la región de Valparaíso.

Este sábado 28 de mayo a las 12 horas el reconocido astrónomo y maestro de generaciones en materia de divulgación científica, Dr. Nikolaus Vogt , participará en un Conversatorio patrimonial en el Telescopio Bochum ubicado en el Centro Cultural de Calle Larga. La actividad será conducida por el director del observatorio Yerko Chacón, quien abordará la historia de este telescopio y el liderazgo que tuvo el profesor Vogt en la gestión para instalar este instrumento.

Cabe recordar que este aparato fue parte del Observatorio La Silla y que cuando deja de estar vigente es donado a la UV para un convenio con la municipalidad y la Agrupación Astronómica Aconcagua. El astrónomo hará un repaso a la historia de los telescopios y cómo han evolucionado tecnológicamente.

Se transmitirá en vivo por el Facebook MuniCalleLarga y por el Facebook IFA UValpo

Image obtained with the ESO Schmidt Telescope of the Tarantula Nebula in the Large Magellanic Cloud. Supernova 1987A is clearly visible as the very bright star in the middle right. At the time of this image, the supernova was visible with the unaided eye

La segunda actividad se realizará el domingo 29 de mayo a las 12 horas con el lanzamiento de la fascinante e increíble historia de los navegantes ancestrales que fue recreada para incluirla en formato interactivo en el Museo Virtual del Tiempo. Guiados por las observación de las estrellas, antiguos navegantes recorren el Océano Pacífico y alcanzan y pueblan las islas que hoy componen Polinesia.

Este proyecto es el resultado de la investigación de un equipo interdisciplinario de la Fundación Altura Patrimonio que busca mostrar la relación entre tiempo y astronomía a partir de nuestra experiencia cotidiana . La iniciativa también rescata el primer observatorio astronómico de Chile, ubicado en los terrenos donde estuvo el Castillo San José –Monumento Histórico y Arqueológico Nacional y parte del Sitio de Patrimonio de la Humanidad–, instalado en 1843 por el relojero escocés Juan Mouat.

El proyecto es financiado por el comité mixto ESO-Gobierno de Chile y cuenta con el apoyo del Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso, el Observatorio Las Campanas y la Sociedad Chilena de Historia y Geografía.

Por otra parte, el proyecto “Migrantes Estelares” está financiado por el Fondart Regional 2020 y busca ahondar en la relación entre la astronomía, migración y la navegación a partir de la historia del primer observatorio que instaló el relojero Juan Mouat en ese lugar.

Alumno del Instituto de Física y Astronomía de la UV crea cuentos para enseñar astronomía a párvulos

Motivado por la falta de instancias de divulgación científica que existen para la infancia en nuestro país y por la influencia de su madre asistente de párvulos del Jardín infantil Los Pinitos de Reñaca Alto en Viña del Mar, José Manuel Escobar, estudiante de Tercer año licenciatura en Física en la Universidad de Valparaíso, desarrolló una innovadora metodología para ilustrar sobre astronomía con cuentos creados por el mismo.

“La iniciativa surge debido a que tenía muchas ganas de hacer algo distinto con respecto a lo que se venía haciendo típicamente en el curso de taller 2, ya que este era enfocado mayormente a adolescentes. Sumado a eso, destacar, que en los dos años de pandemia que estuvimos en cuarentena tuve mucha influencia por parte del trabajo de mi madre, la cual es asistente de párvulos. Ella tenía que realizar constantemente actividades para niños, por lo cual, se me ocurrió que la forma más fácil de entregar este tipo de conocimiento a los niños era mediante un cuento”, relata José Manuel.

El espacio para dar rienda suelta a la creatividad es parte de un Taller que dirige el astrónomo y profesor del IFA-UV, Dr. Nikolaus Vogt con el fin de preparar a los estudiantes en las habilidades de divulgación científica, quien apunta: “Es una asignatura bastante importante dentro de la malla de la Licenciatura en Física, porque el conocimiento sobre la ciencia en general, y sobre física y astronomía en particular, es todavía escasa en Chile; la mayoría de la población no tienen nunca un contacto directo con esta área del conocimiento. Hay que acercar especialmente a los niños y jóvenes a esto, para despertar su curiosidad e incitar a ellas y ellos que consideren la dedicación a la ciencia en su vida profesional futura” . 

Como parte de este taller los estudiantes de Física de la UV tienen que presentar sus proyectos a los distintos públicos para los que crearon sus iniciativas. Es por esto que José Manuel hace pocos días presentó sus cuentos en el mismo jardín infantil donde él asistía cuando pequeño, donde su madre también trabaja.

“La recepción de los niños y niñas ha sido bastante positiva”, cuenta José Manuel luego de la actividad, sin embargo recalca que si bien los cuentos cumplen con el objetivo que me propuse, por sí solos no son suficientes, ya que el rol de las educadoras o profesores, al momento de ver y terminar el cuento, es fundamental”. 

José Manuel nos adelanta que ha creado dos cuentos más: “El sol y sus amigos”, el cual nos relata a grandes rasgos la formación del sistema solar y algunas características de sus componentes;  y “Un fantasma llamado energía” que trata sobre los distintos tipos de energía y cómo se relacionan con el diario vivir de los niños y niñas. “Ambos cuentan con un vídeo donde se va relatando el cuento, con imágenes atractivas y pequeñas animaciones. Al final, menciona el estudiante, en el mismo video, es decir, la voz de la persona que relata el cuento, les hace distintas preguntas con la intención de que sean respondidas por los niños y niñas”, explica.

Para solicitar la presentación de estos cuentos es muy simple, indica el profesor Vogt, deben escribirnos a difusion@ifa.uv.cl o acceder a nuestra página web y llenar un formulario en el siguiente link https://ifa.uv.cl/extension/actividades-en-colegios/.

Astrónomos revelan la primera imagen del agujero negro en el corazón de nuestra galaxia

Créditos: Colaboración EHT

Astrónomos han revelado la primera imagen del agujero negro supermasivo en el centro de nuestra propia galaxia, la Vía Láctea. Este resultado proporciona una evidencia contundente de que el objeto es de hecho un agujero negro y arroja pistas valiosas sobre el funcionamiento de tales gigantes, que se cree que residen en el centro de la mayoría de las galaxias. La imagen fue producida por un equipo de investigación global llamado Event Horizon Telescope (EHT) Collaboration, utilizando observaciones de una red mundial de radiotelescopios.

La imagen, esperada desde hace mucho tiempo, es del objeto masivo que se encuentra en el centro de nuestra galaxia. Los científicos habían visto previamente estrellas orbitando alrededor de algo invisible, compacto y muy masivo en el centro de la Vía Láctea. Esto sugiere fuertemente que este objeto, conocido como Sagittarius A* (Sgr A*), es un agujero negro, y la imagen de hoy proporciona la primera evidencia visual directa de ello.

Aunque no podemos ver el agujero negro en sí, porque es completamente oscuro, el gas brillante que lo rodea revela una región central oscura (llamada “sombra”) rodeada por una estructura similar a un anillo brillante. La nueva vista captura la luz desviada por la poderosa gravedad del agujero negro, que es cuatro millones de veces más masivo que nuestro Sol.

“Nos sorprendió lo bien que el tamaño del anillo coincidía con las predicciones de la 

Teoría de la relatividad general de Einstein”, dijo el científico del proyecto EHT Geoffrey Bower del Instituto de Astronomía y Astrofísica, Academia Sínica, Taipei. “Estas observaciones sin precedentes han mejorado enormemente nuestra comprensión de lo que sucede en el centro de nuestra galaxia y ofrecen nuevos conocimientos sobre cómo estos agujeros negros gigantes interactúan con su entorno”. Los resultados del equipo EHT se publican hoy en una edición especial de The Astrophysical Journal Letters.

Debido a que el agujero negro está a unos 27.000 años luz de la Tierra, nos parece que tiene aproximadamente el mismo tamaño en el cielo que tendría una ‘donut’ puesta en la Luna. Para obtener la imagen, el equipo creó el poderoso EHT, que unió ocho observatorios de radio existentes en todo el planeta para formar un solo telescopio virtual “del tamaño de la Tierra” [1]. El EHT observó a Sgr A* durante varias noches, recopilando datos durante muchas horas seguidas, de forma similar al uso de un tiempo de exposición prolongado en una cámara.

En particular, dos observatorios localizados en Chile participaron en la formación de esta  imagen de la sombra del agujero negro: el Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA) y el Atacama Pathfinder Experimtent (APEX), ambos en el Llano de Chajnantor en la región de Antofagasta.

El avance sigue al lanzamiento de la colaboración EHT en 2019 de la primera imagen de un agujero negro, llamado M87*, en el centro de la galaxia Messier 87, una galaxia cercana aunque por supuesto más distante que el centro de la galaxia en que residimos.

Los dos agujeros negros se ven notablemente similares, a pesar de que el agujero negro de nuestra galaxia es más de mil veces más pequeño y menos masivo que M87* [2]. “Tenemos dos tipos completamente diferentes de galaxias y dos masas de agujeros negros muy diferentes, pero cerca del borde de estos agujeros negros se ven sorprendentemente similares”, dice Sera Markoff, copresidente del Consejo de Ciencias de EHT y profesora de astrofísica teórica en la Universidad de Amsterdam, Países Bajos. “Esto nos dice que la Relatividad General es la gobierna el entorno cercano de estos objetos, y cualquier diferencia que veamos más lejos debe deberse a diferencias en el material que rodea los agujeros negros”.

Este logro fue considerablemente más difícil que para M87*, aunque Sgr A* está mucho más cerca de nosotros. El científico de EHT Chi-kwan (‘CK’) Chan, del Observatorio Steward y el Departamento de Astronomía y el Instituto de Ciencia de Datos de la Universidad de Arizona, EE. UU., explica: “El gas en las cercanías de los agujeros negros se mueve a la misma velocidad: casi tan rápido como la luz, alrededor de Sgr A* y M87*. Pero donde el gas tarda de días a semanas en orbitar el agujero negro de M87*, en el caso de Sgr A* (que mucho más pequeño) completa una órbita en meros minutos. Esto significa que el brillo y el patrón del gas alrededor de Sgr A* estaba cambiando rápidamente a medida que la Colaboración EHT lo observaba, un poco como tratar de tomar una imagen clara de un cachorro persiguiéndose la cola”.

Los investigadores tuvieron que desarrollar nuevas herramientas sofisticadas que explicaran el movimiento de gas alrededor de Sgr A*. Si bien M87* era un objetivo más fácil y estable, con casi todas las imágenes con el mismo aspecto, ese no fue el caso de Sgr A*. La imagen del agujero negro Sgr A* es un promedio de las diferentes imágenes que extrajo el equipo, revelando por primera vez al gigante que acecha en el centro de nuestra galaxia.

El esfuerzo fue posible gracias al ingenio de más de 300 investigadores e investigadoras de 80 institutos de todo el mundo que juntos conforman la Colaboración EHT. Además de desarrollar herramientas complejas para superar los desafíos de obtener imágenes de Sgr A*, el equipo trabajó rigurosamente durante cinco años, usando supercomputadoras para combinar y analizar sus datos, mientras compilaba una librería sin precedentes de agujeros negros simulados para compararlos con los observados.

Créditos: Colaboración EHT

En Chile, el Núcleo Milenio TITANS que integra el Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso, el departamento de Astronomía de la Universidad de Concepción, el Instituto de Astrofísica de la Universidad Católica de Chile y el Departamento de Astronomía de la Universidad de Chile han liderado en la investigación de agujeros negros supermasivos trabajando coordinadamente a nivel mundial todos estos años con los otros centros del EHT.

El astrónomo Dr. Neil Nagar, director del Núcleo Milenio TITANS y académico de la UdeC, quien ha sido miembro fundador de EHT destaca : “En Astronomia UdeC estamos además jugando un papel principal, vía el Núcleo Milenio TITANs (www.titans.cl), en identificar y observar los mejores candidatos adicionales en los que el EHT puede obtener nuevas imágenes de agujeros negros (es decir, obtener las imágenes número3, 4,  5 y hasta 10) en los próximos años. Estamos jugando un fuerte rol en diseñar y permitir una “nueva generación EHT”. (ng-EHT; www.ngeht.org).

Por su parte, la astrónoma del IFA-UV y colaboradora del Núcleo TITANS Dra. Patricia Arévalo valora la posibilidad de los futuros resultados que podrán develar estos misteriosos agujeros negros supermasivos luego de la imagen presentada hoy y de las diferentes imagenes que se combinaron para crear esta imagen promedio.

La astrónoma Dra. Patricia Arévalo del IFA-UV e investigadora del Núcleo Milenio TITANS

Los científicos están particularmente emocionados de tener finalmente imágenes de dos agujeros negros de tamaños muy diferentes, lo que ofrece la oportunidad de comprender cómo se comparan y contrastan. También han comenzado a utilizar los nuevos datos para probar teorías y modelos sobre cómo se comporta el gas alrededor de los agujeros negros supermasivos. Este proceso aún no se comprende por completo, pero se cree que juega un papel clave en la formación y evolución de las galaxias.

“Ahora podemos estudiar las diferencias entre estos dos agujeros negros supermasivos para obtener nuevas pistas valiosas sobre cómo funciona este importante proceso”, dijo el científico del EHT Keiichi Asada del Instituto de Astronomía y Astrofísica, Academia Sinica, Taipei. “Tenemos imágenes de dos agujeros negros, uno en el extremo grande y otro en el extremo pequeño de los agujeros negros supermasivos en el Universo, por lo que podemos ir mucho más lejos en las pruebas de cómo se comporta la gravedad en estos entornos extremos como nunca antes”.

El progreso en el EHT continúa: una importante campaña de observación en marzo de 2022 incluyó más telescopios que nunca. La expansión en curso de la red EHT y las importantes actualizaciones tecnológicas permitirán a los científicos compartir imágenes y películas de agujeros negros aún más impresionantes en un futuro próximo.

Notas

[1] Los telescopios individuales involucrados en el EHT en abril de 2017, cuando se realizaron las observaciones, fueron: Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), Atacama Pathfinder Experiment (APEX), IRAM 30-meter Telescope, James Clerk Maxwell Telescope (JCMT), el Gran Telescopio Milimétrico Alfonso Serrano (LMT), el Submillimeter Array (SMA), el Telescopio Submilimétrico U. Arizona (SMT), el Telescopio del Polo Sur (SPT). Desde entonces, el EHT ha agregado a su red el Greenland Telescope (GLT), el NOrthern Extended Millimeter Array (NOEMA) y el U. Arizona 12-meter Telescope en Kitt Peak.

[2] Los agujeros negros son los únicos objetos que conocemos donde la masa aumenta con el tamaño. Un agujero negro mil veces más pequeño que otro también es mil veces menos masivo.

Título de la imagen principal   

Primera imagen del agujero negro en el centro de la Vía Láctea

Esta es la primera imagen de Sagitario A* (o Sgr A* para abreviar), el agujero negro supermasivo en el centro de nuestra galaxia. Es la primera evidencia visual directa de la presencia de este agujero negro. Fue capturado por el Event Horizon Telescope (EHT), una arregla que unió ocho observatorios de radio existentes en todo el planeta para formar un solo telescopio virtual “del tamaño de la Tierra”. El telescopio lleva el nombre del “horizonte de eventos”, el límite del agujero negro más allá del cual no puede escapar la luz.

Aunque no podemos ver el horizonte de eventos en sí, porque no puede emitir luz, el gas brillante que orbita alrededor del agujero negro revela una firma  reveladora: una región central oscura (llamada “sombra”) rodeada por una estructura similar a un anillo brillante. La nueva vista captura la luz desviada por la poderosa gravedad del agujero negro, que es cuatro millones de veces más masivo que nuestro Sol. La imagen del agujero negro Sgr A* es un promedio de las diferentes imágenes que la Colaboración EHT ha extraído de sus observaciones de 2017.

Crédito: Colaboración EHT

Inauguran exposición interactiva sobre los cuatro elementos de la naturaleza

La muestra se presentará en el Museo de Historia Natural de Valparaíso hasta el mes de septiembre.

Un equipo multidisciplinario de académicas, académicos y estudiantes de la Universidad de Valparaíso (UV), en conjunto con el Museo de Historia Natural de Valparaíso, prepararon la exposición “Elemental, la fuerza de la naturaleza”, que a través de módulos interactivos representarán las características de los elementos: Aire, Fuego, Agua y Tierra, y su relación con el entorno de la Región.

Una de las asesoras científicas del proyecto, la astrónoma Dra. Catalina Arcos, académica del Instituto de Física y Astronomía de la UV, señala que la exposición es un proyecto que nace bajo la idea de promover la ciencia a la comunidad, a través de la observación de la naturaleza y sus fenómenos naturales, así como también la geografía característica de la región de Valparaíso. 

La asesora científica del IFA-UV Dra. Catalina Arcos

El método es didáctico, haciendo que el usuario sea el protagonista de la experiencia. En esto, queremos lograr hacer conciencia sobre el cuidado con nuestro medio ambiente. El ser humano es el mayor responsable de la contaminación en el planeta. Por otra parte, teniendo en cuenta que varios sucesos son naturales, también es nuestra responsabilidad informarnos sobre cómo actuar ante uno de ellos”, adelanta.

La académica añade que “a través de los cuatro elementos fundamentales de la naturaleza (aire, fuego, tierra y agua), buscamos ejemplos cotidianos del vivir en nuestra región, con esto podemos lograr la atención del usuario al sentirse identificado”.

Los módulos interactivos para grandes y chic@s

Por ejemplo en el módulo sobre el Fuego los visitantes aprenderán cómo se forman los incendios; en el de Tierra conocerán de qué manera se produce un sismo. También la exposición los introducirá en el ciclo hidrológico y en la física del sonido, en los módulos de Agua y Aire, respectivamente, entre otras sorpresas.

El director del proyecto, Sergio Balbontín, agrega que “con “Elemental” queremos que las personas experimenten la fuerza de la naturaleza y la creatividad de un colectivo de personas que aunando ideas, compromisos y conocimientos aportan al fomento de la responsabilidad cívica en el cuidado y protección de nuestros territorios y las comunidades que lo habitan”.

Mientras tanto, Sergio Quiroz, director del Museo de Historia Natural de Valparaíso, institución que alberga la muestra, recalca: “En el último tiempo, el museo está llevando a cabo un desarrollo sostenible, el cual  ha permitido fortalecer lazos y alianzas con actores  vinculados  a la academia. En este sentido, esta exposición es una muestra de aquello. Y no me cabe duda que la comunidad valora mucho este tipo de iniciativas, pues la integración entre el museo y la universidad es un aliciente fundamental para fomentar e incentivar entre los niños y niñas, el amor e importancia de la ciencia, por lo cual actividades como éstas, sin duda refuerza el rol y valor de ambas instituciones públicas”.

Por su parte, el seremi de Ciencia Macrozona Centro, Jorge Soto, sostiene que uno de los pilares del Ministerio de Ciencia es la división Ciencia y Sociedad, orientada a vincular el conocimiento científico con la comunidad social. “Nuestra tarea es fortalecer esta relación y darle un fuerte vínculo territorial. Es fundamental que la bajada de estos conocimientos se realice, a través de las organizaciones locales, como museos, universidades y centros de investigación, como también a través de actores de la sociedad civil. Estos módulos son una exhibición, pero también un viaje interactivo donde la comunidad, en especial la educativa, podrán tener un punto de partida para reflexionar y generar conciencia sobre las amenazas del cambio climático. Estamos frente a una crisis que hemos generado, pero que también estamos a tiempo de mitigar. Esta muestra es un gran aporte que va en esa dirección“.

El encargado de la escenografía Felipe Hermosilla y su equipo de estudiantes de la Esc. de Diseño

El diseño de la escenografía de esta exposición es resultado de un proceso colectivo de creación en la cual el docente y licenciado en arte, pintor, académico del Taller de Metales de la Escuela de Diseño, Felipe Hermosilla, trabajó junto a un equipo amplio de estudiantes: “Nos encargaron diseñar un espacio para los cuatro elementos, considerando que en la naturaleza no existen las rectas, sino solo curvas y teniendo en cuenta que en el Palacio Lyon no se podía clavar, por lo que debía ser una exposición leve. El proyecto surge como parte del ramo Práctica de Servicios, donde tuvimos la participación de 20 alumnos de 4 generaciones quienes aplicaron diseño al encargo”.

Es una obra hecha desde adentro hacia fuera, papel por papel, con la idea de componer desde el reciclaje. Atrapé los cuatro elementos en cuatro fondos para estos módulos que linealmente forman un perímetro, una especie de riñón orgánico, un útero, que se establece con el universo, lo cual le da el recorrido a la gente”. Explica que ha sido uno de los proyectos más atractivos que me  ha tocado realizar por su  carácter universitario, con aportes desde la docencia y el estudiantado, generando aprendizaje para hacer algo que existía, “en que todo lo inventamos, desde la presentación a lápiz hasta que se transforma en un programa”, relata.

La muestra se presentará en el Museo de Historia Natural de Valparaíso, ubicado en calle Condell 1546, en la ciudad puerto, hasta el mes de septiembre.

El proyecto es financiado por el fondo de Ciencia Pública, siendo la institución patrocinante la Universidad de Valparaíso y la institución asociada el Museo de Historia Natural de Valparaíso.

https://ciencias.uv.cl/elemental/

Instagram @expoelemental

Realizan taller de astronomía para crear conciencia sobre la crisis climática

-La actividad está dirigida a niños, niñas y adolescentes de entre 7 y 14 años de cuatro sectores del cerro Playa Ancha.

Con el objetivo de abordar la crisis climática desde la mirada de diferentes ramas de la ciencia, este viernes se llevará a cabo, a las 18 horas, en el patio de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Valparaíso el tercer taller de la Escuela Ambiental “Conciencia del planeta habitable”, organizado por la organización comunitaria Ruta Sustentable, que preside la doctora en Astrofísica UV Irma Fuentes.

La jornada, que está dirigida a niños, niñas y adolescentes de entre 7 y 14 años de cuatro sectores del cerro Playa Ancha (Quinto Sector Ampliación, Primer Sector, Porvenir y Sector Pacífico), consistirá en una actividad donde se presentará las condiciones para un planeta habitable desde una per Astronomía.

“Este taller mostrará a los participantes las distancias en el universo, con el objetivo de demostrar que no es posible migrar a otro planeta como alternativa a la crisis climática que afecta a la Tierra. De esta manera abordará las condiciones para la habitabilidad desde el enfoque astronómico. Al finalizar, los participantes podrán observar el cielo nocturno con telescopios y binoculares en una actividad que denominamos “Star Party””, informó.

Tal como lo señaló la doctora Fuentes, esta actividad -que estará a cargo de los astrónomos y astrónomas del Instituto de Física y Astronomía de la UV Yara Jaffe, Michel Curé, Patricia Arévalo, junto a los estudiantes de postgrado Ramsés Jerez y Greco Peña- forma parte de una serie de cuatro talleres. “En febrero realizamos un taller que abordó los efectos del cambio climático en el mar, que fue desarrollado en la playa Las Torpederas y realizado por una bióloga marina de la fundación Cidemar. El segundo taller estuvo centrado en entender qué es el efecto invernadero y fue presentado por los investigadores Omar Cuevas, Diana Pozo y Julio Marín, del Centro Interdisciplinario de Estudios Atmosféricos y Astroestadística (CEAAS) de la Universidad de Valparaíso, el 2 de abril, en el invernadero de la agrupación Ruta Sustentable. Este invernadero fue construido gracias a un fondo de protección ambiental del Ministerio de Medio Ambiente, adjudicado en 2021”, indicó

La astrónoma adelantó que la Escuela Ambiental finalizará con un taller que abordará las soluciones ciudadanas desde la ecología y que será ejecutado por educadores ambientales, quienes enseñarán sobre la importancia de preservar la biodiversidad.

La iniciativa es financiada por el Gobierno Regional, a través del fondo FNDR 2021, en la Línea de Medio Ambiente.

Fuente: Pamela Simonetti, Portal uv.cl

Lanzan al espacio tres satélites fabricados en Chile

-Astrónomo del Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso fue parte del proyecto Suchai II
-Este nanosatélite medirá los niveles de contaminación lumínica en el norte de Chile

Equipo SPEL liderado por Marcos Díaz U Chile (Créditos: Ingeniería U Chile)

Pese a las malas condiciones meteorológicas pronosticadas para esta fecha y de la tormenta solar ocurrida recientemente, el lanzamiento de los 3 nanosatélites construidos en Chile están programados desde Cabo Cañaveral para este 1 de abril a las 13:14 horas chilena (12:14 de Florida, EEUU) y que será transmitido en vivo desde el canal Youtube.

Con motivo de este gran acontecimiento, la Universidad de Chile organizó un evento con las máximas autoridades y equipo técnico del Laboratorio de Exploración Espacial y Planetaria (SPEL) para presenciar el lanzamiento en vivo del cohete Falcon 9 de Space X que lleva los nanosatélites al espacio. Esta actividad se realizará en dependencias del patio de la Facultad de Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Chile, ubicada en Beauchef 850 en Santiago.

El equipo técnico detrás de estas misiones es liderado por SPEL, de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM) de la Universidad de Chile, junto a estudiantes, investigadores y académicos de otras instituciones nacionales e internacionales, como las universidades de Santiago, de Valparaíso, de Antofagasta, PUC de Valparaíso, Biociencia, CINNDA y SIRIO, además de colaboradores de la Embry-Riddle Aeronautical University, TU Delft, la Universidad de Tokyo y Rubin Observatory (AURA).

Eduardo Ibar, astrónomo y director del Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso que forma parte de esta misión como co-investigador del Suchai-II nos cuenta: “SUCHAI-II se convierte en el primer ejercicio nacional que nace desde la academia y que integra tecnologías espaciales para el desarrollo de la astronomía chilena. Este proyecto financiado por el fondo QUIMAL de ANID, se desarrolló en modo experimental para demostrar la posibilidad de control, de apuntamiento como también de la toma y bajada de imágenes”.

A bordo del Suchai 2 se encuentra una cámara para medir la contaminación lumínica nocturna en el norte de Chile. Fue en esta parte que participó Ibar, quien destaca: “Su misión será generar mapas de contaminación lumínica desde el espacio en la vecindad a los observatorios astronómicos del norte”.

Para conocer in situ de todo este proceso de construcción de la cámara del Suchai II se referirá Eduardo Ibar en la próxima FIDAE el 7 de abril en el stand de SOCHIAS y ACHIDE, oportunidad en que presentará una maqueta del satélite impresa en 3D.

SUCHAI-2, SUCHAI-3 y PlantSat

Los tres nuevos nanosatélites del Programa Espacial de la Universidad de Chile, fueron ensamblados el pasado viernes 11 de marzo al cohete Falcon-9, de SpaceX, en Florida (EE.UU.), cumpliendo con la última etapa antes de su lanzamiento.

“Las condiciones meteorológicas del día del lanzamiento serán claves para mantener el itinerario, por lo que el lanzamiento puede moverse día a día hasta que las condiciones sean apropiadas”, cuenta Marcos Díaz, académico de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas (FCFM) y lider del Laboratorio de Exploración Espacial y Planetaria (SPEL).

En febrero, parte del equipo del SPEL trasladó los satélites hasta la Universidad Aeronáutica Embry Riddle (ERAU), en Daytona Beach, Florida, donde les realizaron las últimas calibraciones y pruebas de operación. El lunes 7 de marzo, los dispositivos fueron integrados al sistema de despliegue de D-Orbit (ION) – empresa intermediaria que lleva varios nanosatélites de tipo cubesat -, siendo finalmente ensamblados al cohete Falcon-9 el viernes 11 de marzo.

Una vez en el espacio, D-Orbit será la encargada de dirigir los satélites a la órbita seleccionada por el Programa Espacial de la U. de Chile para comenzar a operar, un proceso que tardará aproximadamente un mes.

Entre los experimentos a bordo de los SUCHAI 2 y 3 se encuentran magnetómetros -instrumentos para medir la intensidad del campo magnético-, una sonda Langmuir, para estudiar la ionósfera, contadores de partículas de radiación solar, una cámara para evaluar la contaminación lumínica nocturna en el norte de Chile y un sistema de comunicación de largo alcance para internet de las cosas.

El PlantSat, en tanto, contiene una planta del tipo Tillandsia (o clavel del aire), análoga a las utilizadas para alimentación y generación de oxígeno, pero que no requiere sustrato para sobrevivir, además de contenedores con organismos extremófilos, que pueden ser útiles en posibles aplicaciones espaciales (purificación del agua, degradación de residuos) o tener uso en una potencial minería espacial. Además de estudiar la vida y crecimiento de microorganismos en el espacio, su objetivo es determinar si estos organismos biológicos toleran el ambiente espacial, la microgravedad y la radiación.

Todos los satélites llevan tecnologías desarrolladas en el laboratorio nacional, principalmente para la determinación y control de la orientación de los satélites, así como para las comunicaciones. Un ejemplo de estas tecnologías es el sensor de estimación de orientación de alta precisión o star tracker. “Esta información de orientación es fundamental para brindar al satélite la capacidad de apuntamiento preciso, capacidad que puede ser usada por otros experimentos dentro de los satélites, tales como la cámara PCO, que medirá niveles de contaminación lumínica; y el planar Langmuir-probe, usado para medir características ionosféricas. Para mi investigación es fundamental estudiar el comportamiento de estos star tracker en el ambiente espacial”, señala Samuel Gutiérrez, ingeniero físico de la Universidad de Santiago y estudiante del doctorado en Ingeniería Eléctrica de la U. de Chile.

CALIBRACIONES FINALES

La Universidad Aeronáutica Embry Riddle (ERAU) colaboró en la preparación de los magnetómetros y los detectores de iones (Langmuir probes). “Las últimas calibraciones de los magnetómetros requerían pruebas en una jaula de Helmholtz (en la foto), que es una estructura de aluminio compuesta de una serie de bobinas que cancelan el campo magnético intrínseco de la Tierra. Con esto es posible medir el efecto que tienen los materiales en la mediciones de los magnetómetros y los distintos modos de operación del satélite, y así remover este comportamiento de las mediciones en el espacio”, explica Marcos Díaz.

En la Langmuir probe se realizaron pruebas de funcionamiento midiendo resistencias muy precisas, calibradas especialmente para estos fines. “Ambos instrumentos requieren que el satélite tenga una orientación específica, por lo que probamos los modos de control de orientación programados para estas misiones. Por último, hicimos las pruebas generales ya cerca de la zona de integración (Daytona Beach está a unos 70 kilómetros al norte de Cabo Cañaveral), para evitar cualquier contratiempo con el traslado desde Chile”, agrega.