La armonía de las esferas: Cuando la ciencia se encuentra con el arte

Un conversatorio entre astrónomos que también combinan su vida con la música y el teatro tratará esta nueva sesión del Ciclo de charlas de Astronomía en tu Casa que organiza el Núcleo Milenio TITANS que integran las universidades : UV, UdeC, PUC y U de Chile y que se transmitirá en vivo por el Canal Youtube Núcleo TITANS y Facebook IFA el viernes 30 de julio a las 19 horas.

Para compartir las experiencias creativas y visiones sobre el encuentro entre el arte y la ciencia participarán los astrónomos de la U de Concepción Ronald Mennickent y Efrain nn junto a la astrofísica del Instituto de Física y Astronomía de la U. de Valparaíso, Lorena Hernández o mejor conocida como Sistah Lore ; y la estudiante de doctorado del mismo IFA-UV, Elena López, quien adaptó una obra de teatro de divulgación científica en base al libro “El Universo del Principito”.

Elena López y Lorena Hernández, IFA-UV

Lorena Hernández o Sistah Lore, mientras trabaja como astrofísica usando inteligencia artificial para observar el cosmos imagina paisajes sonoros que también aplica en sus canciones y creaciones artísticas al ritmo reggae. La astrofísica, originaria del país Vasco, es todo un referente en Valparaíso como artista que conjuga la física y la creación musical.

Por su parte, Elena López, cultiva una faceta dramatúrgica que volcó en una obra de teatro que adaptó en del libro del astrónomo italiano Franccesco Palla. Elena reflexiona: “La ciencia y el arte son dos grandes saberes que aunque estén separados entre sí. Se pueden fusionar y enriquecer el uno del otro: tanto la ciencia puede ser herramienta del arte, como el arte puede ser herramienta de la ciencia. En mi caso, estoy trabajando en un teatro de divulgación astronómica: enseñamos astronomía a través de teatro. El teatro nos permite causar emociones al espectador: sorpresa, diversión, curiosidad… y todo ello, junto con la experiencia de hacer algo nuevo, se convierte en una herramienta educativa poderosa (no lo digo yo, ¡lo dice la neuroeducación!)”.

“Existen muchas otras formas de fusionar arte y ciencia, o arte y astronomía, y todas ellas son hermosas. A mí me gusta recalcar que, aunque sean dos saberes separados entre sí, hay un punto muy concreto en el que convergen: la creatividad”, destaca Elena López, quien abordará desde su experiencia en este panel.

Fotografías del astrónomo Ronald Mennickent de la U de Concepción

En tanto, Ronald Mennickent Cid, señala que siempre le interesó la expresión artística. “Habiendo elegido una carrera de ciencia dura, la física, dejé de lado por un tiempo mi lado artístico, que resurgió posteriormente en forma de dos libros que hablaban de unas niñas que paseaban por el sistema solar y la galaxia conversando con planetas y con agujeros de gusano. Esos libros fueron inspirados en dos de mis hijas. Antes de eso ya experimentaba con la astrofotografía. El arte me permite expresar mi lado emocional, afectivo, sensible, que complementa mis investigaciones astronómicas como científico.”, relata.

La conexión entre arte y astronomía es la imaginación! expone Efraín Gatuzz, astrónomo venezolano e investigador del Max Planck Institute de Alemania: “Es la capacidad que tenemos de proyectar nuestros pensamientos mas alla de lo que percibimos con nuestros sentidos. En la astronomía usamos el lenguaje matemático para expresarlo.”

Con más de 21 mil espectadores de Chile y el extranjero durante el 2020, este ciclo online de charlas sobre Astronomía fue creado en marzo de ese año para entregar al público un espacio de difusión adaptándose rápidamente al contexto de la pandemia producto del Covid y ha reunido los mejores expositores nacionales sobre los más variados temas científicos.

Astrofotografía de Ronald Mennickent

Nuevas candidaturas en el Sistema Solar

-Durante su charla el científico anunciará los candidatos que aún son materia de debate entre el mundo astronómico.

La agenda planetaria no dista de la realidad política local y cada día se inscriben nuevas candidaturas de posibles planetas y sus lunas. La siguiente charla pública del Instituto de Física y Astronomía (IFA) de la Universidad de Valparaíso (UV) abordará todo este posible escenario científico y será presentado por el investigador postdoctoral Dr. Mario Sucerquia del IFA e investigador del  Núcleo Milenio de Formación Planetaria, NPF, el próximo 2 de agosto a las 19 horas y será transmitido en vivo por el Canal Youtube de Difusión IFA y Facebook Live del IFA y del NPF.

Titulada “Aventuras en el Reino de Pandora” en esta charla el investigador explicará sobre los subsatélites, anillos planetarios que bailan y sonríen, plunetas y cronolunas son algunos de estos objetos extraños, cuyo origen teórico ha sido inspirado en los reinos de otras pandoras: La real, la luna que orbita a Saturno; y la imaginaria, la luna de los los Na’vis, del ficticio mundo de Avatar, la película. 

Cómo podría verse de cerca el sistema de anillos. Foto: Ron Miller

“Voy a hablar sobre cómo detectarlos y de qué sorpresas podríamos encontrar, qué hace falta para descubrirlos y qué explicaciones alternativas tienen algunos descubrimientos recientes. Lo anterior, basado en nuestras propias investigaciones”, anuncia el doctor en Física de la Universidad de Antioquia (Colombia).

El experto realizará un breve inventario de los objetos del sistema Solar, para hablar luego de los júpiter calientes, enfocándose en los misteriosos objetos que están en torno a ellos: sus posibles lunas y anillos. 

Lunas que se convierten en planetas al ser expulsadas de su planeta de origen. También conocidas como “ploonets”.
Fuente: Medialab de la ESA / ATG

Estos objetos, explica, existen por todo el sistema Solar, pero todavía no se descubre el primero en otras estrellas, pueden darnos pistas de cómo evolucionan los entornos planetarios y muchos HJ están en la zona habitable de la estrella, y sus posibles lunas podrían tener vida como se muestra en la película de ciencia ficción “Avatar”.

Viajes de turismo espacial: las diferencias entre las travesías de Jeff Bezos y Richard Branson

El 20 de julio, pero de 1969, la misión norteamericana Apolo 11 colocó a los primeros hombres en la luna. 52 años después fue la fecha elegida por el exdirector de Amazon y hoy dueño de la empresa Blue Origin, Jeff Bezos, para viajar a los límites de la Tierra y alcanzar el espacio con su nave New Shepard, aunque sea por solo unos minutos.

El 11 de julio de este año comenzaron los esperados vuelos de turismo espacial, cuando el también multimillonario inglés Richard Branson se adelantó inesperadamente y emprendió el viaje al espacio, alcanzando los 89 kilómetros de altura.

La astrónoma Amelia Bayo, académica del Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso, y directora del Núcleo Milenio de Formación Planetaria, (NPF), entregó más datos y algunas características que distinguen a ambos vuelos. Algunas de las cosas que destaca es que una mujer de más de 80 años será parte de la tripulación de Bezos.

Bayo señaló que alguna de las principales diferencias está en “el tipo de despegue. Mientras que el de Jeff Bezos es más típico, es decir, un lanzamiento vertical de un cohete (con una cápsula donde van los pasajeros), la de Virgin Galactic fue un despegue más parecido al de un avión, pero de una nave nodriza que llevaba una sub-nave en el fuselaje, que es donde iban los pasajeros”.

La doctora Bayo explicó también que “la misión de Bezos es autónoma, mientras que la de Branson fue pilotada. El vuelo de Bezos será en total más corto que el Virgin Galactic, diez minutos versus dos horas, pero el tiempo de gravedad cero para los dos casos es el mismo, entre 3 a 4 minutos”.

La astrónoma Amelia Bayo agregó que “el vuelo de Virgin llegó a 89 kilómetros mientras que la del estadounidense Bezos, según los tests que han hecho, han logrado llegar a los 105 kilómetros”.

Frente a la controversia sobre la altura alcanzada, la astrónoma aclaró que no es que haya una barrera absoluta a los 100 kilómetros: se define la Línea de Kármán como el límite entre la atmósfera terrestre y el espacio exterior.

Tal como se sostiene en la literatura científica, la altura fue estimada en 100 kilómetros sobre el nivel del mar por Theodore von Kármán, calculando la altura a la que la densidad de la atmósfera se vuelve tan baja que la velocidad de una aeronave para conseguir sustentación aerodinámica mediante alas y hélices debería ser equiparable a la velocidad orbital para esa misma altura, por lo que alcanzada esa altura por esos medios las alas ya no serían válidas para mantener la nave.

“La Línea de Kármán se estableció a los 100 kilómetros y es una línea invisible, que recomienda la Federación Aeronáutica Internacional para definir una frontera de cuando uno está fuera de la atmósfera. Lo que trata de delimitar, pero no es un número ni exacto ni invariable respecto a fenómenos locales, es la altura a la cual un vehículo tiene que volar más rápido que la velocidad orbital para conseguir suficiente levantamiento aerodinámico de la atmósfera para mantenerse suspendido. Para hacerse una idea, los aviones comerciales vuelan a unos 10 kilómetros de altura y los satélites que se consideran bajos están a unos 200 kilómetros de altura. Ahora bien, por encima de los 30 kilómetros un avión ya tendría muchísimos problemas de sustentación, porque no hay mucho aire en el cual deslizarse”, planteó. 

Fuente: https://rvl.uv.cl/noticias/5221-viajes-de-turismo-espacial-las-diferencias-entre-las-travesias-de-jeff-bezos-y-richard-branson

Abierto Llamado a Becas posdoctorales en Física y Astronomía

El Instituto de Física y Astronomía (IFA) de la Universidad de Valparaíso (UV), Chile, está recibiendo solicitudes para becas postdoctorales. Después de una evaluación inicial, los postulantes seleccionados serán patrocinados por un profesor de su preferencia para postularse a becas postdoctorales FONDECYT de 3 años. Estas becas incluyen un salario competitivo y fondos administrados individualmente para viajes, publicaciones, equipo y seguro médico. Es posible que haya puestos adicionales disponibles en un futuro próximo a partir de otros fondos personales o grupales en el IFA.

Los posdoctorados en el IFA tendrán acceso garantizado a nuevos y emocionantes conjuntos de datos, como SDSS-V Milky Way, Black Hole y Local Volume Mappers, que comenzaron a operar a fines de 2020. Los posdoctorados también pueden postular como PI a todos los observatorios profesionales que operan en Chile, incluido ALMA, ESO, Gemini-S y Magellan y se los anima a liderar sus propios proyectos y / o unirse a proyectos en curso, según sus preferencias.

El IFA de la Universidad de Valparaíso está ubicado en la ciudad portuaria de Valparaíso, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Estamos comprometidos a mantener un ambiente de trabajo diverso e inclusivo, que actualmente alberga a 23 profesores, 14 postdocs y 32 estudiantes de postgrado.

Estamos buscando candidatos postdoctorales en los campos de la astrofísica estelar, galáctica y extragaláctica, astrofísica computacional, instrumentación astronómica, astro estadística, astrometeorología, física teórica y cosmología. Los detalles de nuestras áreas de investigación y los profesores relacionados se pueden encontrar aquí y aquí.

Las solicitudes de patrocinio de becas FONDECYT se aceptarán hasta el 19 de agosto de 2021, pero se recomienda que se presenten las solicitudes con la mayor anterioridad posible (idealmente antes del 6 de agosto de 2021).

Las becas FONDECYT solo aceptan solicitudes de doctorados recientes (graduados entre enero de 2018 y el 26 de agosto de 2021). Este período se extiende hacia atrás en un año por hijo, para las mujeres que tuvieron hijos después de enero de 2018. Otras opciones de financiamiento no tienen estas restricciones. Se prevé que las becas FONDECYT comiencen en abril de 2022.

Si desea que los miembros de nuestra facultad se comuniquen con usted para solicitar el patrocinio o para otros puestos postdoctorales, por favor complete este formulario.

Las formas de los agujeros negros varían según que tan rápido giren

-Publicación en la prestigiosa revista especializada Galaxies

Imagen que representa el tratamiento de la sombra

Se trata de un artículo que publicaron recientemente los físicos del Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso (IFA-UV), Dr. José Villanueva y el estudiante de doctorado Mohsen Fathi junto a su par Dr. Marco Olivares de la Universidad Diego Portales (UDP) en una edición especial de la revista Galaxies denominada : “A Trip Across the Universe: Our Present Knowledge and Future Perspectives” (Un viaje a través del universo: actualidad y perspectivas futuras).

La revista Galaxies es mundialmente reconocida en materias de cosmología, astronomía y astrofísica. Si bien esta revista es de acceso limitado, en esta oportunidad, el resultado de su estudio fue publicado en este número excepcionalmente con acceso liberado dada la alta calidad de esta investigación.

Mohsen Fathi, estudiante de doctorado IFA-UV

Mohsen Fathi, investigador asociado a este descubrimiento, indica que “Analizamos la sombra de este agujero negro según la teoría de Weyl y observamos que puede cambiar su forma según la velocidad de su rotación”. Y agrega: “Esta sombra además puede ser nítida y achatada en la medida que se acelera este giro”.

Fathi, quien forma parte del equipo liderado por el profesor Villanueva que se dedica a investigaciones sobre éste y otros agujeros negros, está desarrollando la tesis doctoral como becario de ANID. Este estudio teórico en particular se realizó en aproximadamente 1 mes de investigación. 

LINK a la publicación completa

Agujero Negro / Black Hole

Agujeros Negros

La reciente imagen del agujero negro de la sombra de M87 *, realizada por el Event Horizon Telescope (EHT) en 2019, fue otra afirmación significativa de la relatividad general. Esta primera imagen que dio la vuelta al mundo dejó perplejos a numerosos científicos.  A pesar de esto, la búsqueda para encontrar teorías de la gravedad modificadas y alternativas confiables sigue vigente dos años después, como podemos inferir de este trabajo.