Las sorpresas del corazón de Plutón

Imagen: Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory / Southwest Research Institute (JHUAPL / SwRI)
  • En el próximo capítulo de la serie creada por el Proyecto Anillo Agujeros Negros Supermasivos, el astrónomo Jorge Cuadra revelará detalles sorprendentes acerca de este planeta enano que pudo ser estudiado con más profundidad gracias a la misión New Horizons de la Nasa.

Nueve años de viaje y un recorrido de 4.828 millones de kilómetros fueron necesarios para que, en julio de 2015, la nave New Horizons de la Nasa consiguiera sobrevolar Plutón. Relegado a la categoría de planeta enano por la Unión Astronómica Internacional en 2006, la importancia de este cuerpo celeste es fundamental para conocer más acerca de las fronteras de nuestro Sistema Solar y, por cierto, entender sus orígenes.

El astrónomo de la Universidad Adolfo Ibáñez, Jorge Cuadra, abordará lo que aún desconocemos respecto a este planetoide en la charla “Sorpresas en el Corazón de Plutón”, en un nuevo capítulo del ciclo “Astronomía en tu casa”, el exitoso ciclo de conferencias organizado todos los viernes a las 19 horas por el Proyecto Anillo de Agujeros Negros Supermasivos a través de su canal YouTube.

“Las imágenes que tomó New Horizons revelan una gran variedad de paisajes escarpados y lagos congelados, los que indican que Plutón es un planeta geológicamente activo.  En esta charla vamos a revisar cómo es la actividad geológica en otros cuerpos similares del Sistema Solar, desde los planetas rocosos hasta los satélites de Júpiter.  Comparándolos con Plutón, entenderemos por qué las imágenes de este objeto son tan sorprendentes”, explica Cuadra.

Doctor en Astronomía de la Universidad Ludwig-Maximilians de Múnich (Alemania), Jorge Cuadra, fue investigador postdoctoral de la Universidad de Colorado (EE.UU.), del Observatorio de Shanghai (China), del Instituto Max Planck de Astrofísica (Alemania), además de profesor en la Universidad Católica de Chile. Actualmente es académico de la Facultad de Artes Liberales de la Universidad Adolfo Ibáñez, investigador asociado del Núcleo Milenio de Formación Planetaria, y jefe del Max-Planck Partner Group sobre el Centro Galáctico.

El próximo viernes y tal como en una charla presencial, los asistentes podrán interactuar y hacer preguntas a través del chat en el canal de YouTube del Proyecto. Miles de personas han participado desde fines de marzo en este ciclo de charlas, ideadas para mantener la divulgación de la astronomía durante las tardes de aislamiento debido a la pandemia.

Los catorce episodios anteriores se encuentran disponibles en el mismo canal, incluyendo charlas acerca de agujeros negros y colisiones de galaxias, entre otros temas astronómicos.

Más información y enlaces a las charlas se publican también por el twitter del Proyecto, @AnilloBlackHole así como en Instagram @AnilloBlackHole

Fuente: Ricardo Acevedo

Abierta convocatoria del octavo Congreso Astronómico Escolar más grande de Chile

Con el objetivo de motivar la investigación en ciencias y acercar la astronomía a la sociedad ya se abrió la convocatoria a una nueva versión del Congreso Astronómico Escolar, el encuentro científico estudiantil sobre astronomía más grande de Chile, en el cual ya han participado más de 350 estudiantes del país.

Hasta el 3 de julio se estarán recibiendo postulaciones de estudiantes de enseñanza básica (6° a 8° básico), y de enseñanza media (1° a 3° medio) para que desarrollen investigación científica. A diferencia de los años anteriores, en esta ocasión el 8° Congreso Astronómico Escolar se llevará a cabo en modalidad online y será a través de “desafíos”.

Nueva modalidad de trabajo: ¿qué quiere decir trabajar en base a “desafíos”?
Se llevará a cabo una serie de “desafíos” mensuales, es decir, temas de investigación los que serán de carácter individual para enseñanza básica y de forma grupal para enseñanza media. Los estudiantes de enseñanza media deberán elegir un tema entre los propuestos por la organización, el que desarrollarán a lo largo de su investigación. En cambio, los estudiantes de básica deberán seguir los desafíos designados por la organización, los cuales irán cambiando de temática mensualmente. La organización enviará anticipadamente la descripción del formato que tendrá el desafío, junto con material de estudio y apoyo, acorde a la temática de cada mes.

Luego de cada desafío se llevará a cabo un proceso de selección basado en los resultados y se dará a conocer el listado de equipos y participantes que podrán acceder al siguiente desafío. Este proceso se repetirá, hasta llegar al desafío final: en esta última etapa los estudiantes de básica trabajarán en su desafío a través de las plataformas Kahoot y Zoom. En el caso de los estudiantes de enseñanza media, presentarán su investigación por Zoom frente a un jurado de astrónomos para luego finalizar con la premiación.

En años anteriores, uno de los requisitos era que los estudiantes trabajaran con su profesor de ciencias de su establecimiento, sin embargo en esta ocasión, debido a la suspensión de actividades presenciales y estado de cuarentena, esto no será un requisito obligatorio, pero sí recomendado. Lo que sí se mantiene es la asesoría de una científica o científico quien actuará como monitor de los participantes. Los monitores y monitoras podrán apoyar más directamente a cada equipo o participante respondiendo consultas durante la semana previa a cada desafío por vías digitales a ser informadas al momento de entregar el material de estudio para el desafío.

Las postulaciones se recibirán hasta el día 3 de julio y los resultados se darán a conocer el día 9 de julio. El congreso finalizará el día 6 de noviembre.

El 8° Congreso Astronómico Escolar es parte de las acciones de Divulgación y Valoración Científica del proyecto Anillo de Conicyt, “Formación y crecimiento de agujeros negros supermasivos” ACT172033, perteneciente al Departamento de Astronomía de la Universidad De Concepción, al Instituto de Astrofísica de la Pontificia Universidad Católica de Chile y al Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso; en conjunto con el Centro de Astrofísica y Tecnologías Afines (CATA) y el Núcleo Milenio de Formación Planetaria (U. Valparaíso/U.T. Federico Santa María).

Links de interés:

BASES:
• Las bases se encuentran disponibles en: https://bit.ly/2ARRqQx

POSTULACIONES:

Las postulaciones se recibirán hasta el día 3 de julio en el link: https://forms.gle/1cezaRGyFmkh7ZTK8

Los resultados se publicarán el día 9 de julio en: https://bit.ly/37VcZf9

Consultas al mail: congresoastronomico@gmail.com

Más información en: www.facebook.com/congresoastronomicoescolar – www.facebook.com/astroudec

Fuente: Celeste Burgos Badal, Comunicaciones Astronomía U de Concepción

Galaxias de Núcleos Activos: Un monstruo escondido

Yaherlyn Díaz

-¿Qué estructura tienen las galaxias de baja luminosidad? Ésta y otras preguntas se planteó Yaherlyn Díaz, estudiante de postgrado del Instituto de Física y Astronomía, IFA, logrando hacer una investigación y publicarla en la revista de la Sociedad Real Astronómica (MNRAS).

Luego de haber reunido datos de muy alta calidad, entregados por los telescopios espaciales XMM-Newton, NuSTAR y SWIFT, la estudiante de doctorado en astrofísica del Instituto de Física y Astronomía, IFA, Yaherlyn Díaz, llegó a las primeras conclusiones de la galaxia de núcleo activo y de baja luminosidad NGC 3718, clasificada ópticamente como LINER (Low-ionization nuclear line region) y situada a unos 55 millones de años luz.

Existe un consenso respecto a la estructura de los núcleos de galaxias activas llamado el “modelo unificado” y que apunta a la existencia de un agujero negro supermasivo que tiene alrededor un disco de material plano y delgado (en forma de plato) y alrededor hay nubes en forma de dona (toroide es el nombre científico) compuestas de gas y polvo más frío. Sin embargo, no existe un panorama claro respecto a las galaxias de baja luminosidad, ya que debido a su poco brillo, la emisión de éstas es muy débil para estudiar con claridad su estructura.

La astrónoma utilizó sofisticados modelos para representar la emisión observada en Rayos-X, encontrando que esta estructura tiene una configuración diferente respecto a las más luminosas: debe ser una “dona” tenue (poco densa) cubriendo gran parte del cielo.

Esta investigación piloto es parte de su trabajo de tesis que, principalmente se aboca al estudio del crecimiento de agujeros negros supermasivos, y es guiado por la académica del IFA, Dra. Patricia Arévalo y la investigadora postdoctoral Dra. Lorena Hernández-García.

¿Es sólo esta galaxia o son todas parecidas?

Para obtener la visión completa del fenómeno físico ya está preparando la siguiente etapa de esta investigación, en que estudiarán una muestra grande de galaxias de núcleos activos de baja luminosidad para lo cual utilizará el espectro de rayos X, específicamente la componentes de reflexión, adelantó Yaherlyn Díaz.

“La forma de la joroba que se ve en el espectro a altas energías y la línea en emisión de hierro, características de la reflexión nos pueden dar información de las propiedades del toroide, como la densidad o cobertura del cielo”, explicó la investigadora.

Además, le aprobaron una propuesta para estudiar otra galaxia de baja luminosidad clasificada ópticamente como Seyfert, para también estudiar la configuración del reflector y ver si existe alguna diferencia con su hermana en luminosidad NGC 3718 que posee otra clasificación óptica. Estos serán datos del telescopio NuSTAR (NASA) y XMM-Newton (Agencia Espacial Europea -ESA) simultáneos lo que es realmente difícil de obtener.

La publicación científica está disponible para ser descargada aquí:

Yaherlyn Díaz es licenciada en Física en la Universidad Simón Bolívar en Venezuela. En ese momento hizo su tesis de grado con el Dr. Marcio Melendez (NASA Goddard Space Flight Center y University of Maryland). Ahí estudió la distribución espectral de energías en cuásares usando el telescopio espacial Herschel. Luego, hizo su maestría en el Instituto Nacional de pesquisas espaciais (INPE) en São José dos Campos, São Paulo, Brasil trabajando con el Dr. Alberto Rodriguez-Ardila, donde usó espectroscopia de campo integral en el Infrarrojo próximo para estudiar el origen de las líneas coronales en galaxias de núcleos activos.

No, los discos de desechos planetarios tampoco son planos

Se conoce como discos de escombros a los restos de la formación de estrellas y planetas. Estos objetos son análogos muy jóvenes al cinturón de Kuiper, que está en nuestro Sistema Solar, y están compuestos de planetesimales, como se les llama a los cuerpos del tamaño de Plutón. Esos planetesimales chocan entre sí y producen cuerpos cada vez más pequeños, hasta llegar a convertirse en granos de polvo muy similares a los granos de arena, de unos pocos micrómetros de tamaño.

Al observar los discos de escombros con instrumentos como SPHERE, instalado en el Very Large Telescope, es posible ver esos pequeños granos de polvo ya que la luz de la estrella es dispersada por ellos, revelando el disco gracias a esta luz dispersa. Entonces, si tapamos la estrella central, obtenemos bellas imágenes del polvoriento anillo.

Pero, ¿cuán grandes son realmente estos granos de polvo? ¿serán porosos y esponjosos o compactos y densos?

Buscando responder esta interrogante, un grupo internacional de astrónomos, liderado por Johan Olofsson, investigador asociado del Núcleo Milenio de Formación Planetaria, NPF, midió cuán eficientemente la luz de la estrella central es dispersada por los granos de polvo, lo que se conoce como “función de fase”. Esto puede verse incluso en la Tierra, cuando notamos que granos de tamaños parecidos, como la arena de las playas de Iquique y la de Isla Negra, reflejan la luz del Sol de un modo muy distinto.

Para realizar este trabajo, se comparó modelos con datos de observaciones realizadas por el equipo en el VLT, del Observatorio Europeo Austral, instalado en el norte de Chile. Esta investigación, en la que participó también la directora del NPF Amelia Bayo, fue publicada en la prestigiosa revista científica Astronomy & Astrophysics.

La función de fase se obtiene respecto del ángulo de dispersión, lo que no es otra cosa que el ángulo existente entre la estrella, los granos de polvo, y el observador (el telescopio). Midiendo esta eficiencia de dispersión a lo largo de todo el anillo, se recorren ángulos distintos y se puede determinar la forma de la función de fase entre esos ángulos. De este modo es posible precisar qué tipo de granos están presentes en el disco de los escombros.

“Presentamos un nuevo enfoque para determinar la función de fase. La forma en que se hace a menudo es medir el brillo del disco a lo largo del anillo, pero esto no es del todo correcto. Cuando la inclinación del disco aumenta, algunos de los granos de polvo superiores e inferiores comienzan a superponerse más y más, y esto se debe a que el disco no es plano, tiene una altura vertical”, explica Olofsson, quien también es investigador del Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso y director del Max Planck Tandem Group (un acuerdo entre el Instituto Max Planck de Astronomía en Heidelberg, Alemania, y la Universidad de Valparaíso).

En la animación, vemos a través de mayores distancias dentro del disco en la parte superior e inferior (el eje mayor del disco) en comparación con el medio (el eje menor).

La superposición de estos granos, explica el científico, hace que la densidad a lo largo del eje mayor se vea mayor, lo que no es real si no que se debe a un efecto de proyección por la inclinación. “Calculamos modelos más realistas de discos de escombros, en los que la altura vertical aumenta. En ellos, se puede ver que el eje mayor del disco se hace más brillante comparado con el eje menor. Esto es artificial, y se debe a la inclinación y la altura vertical del disco”, indica.

La técnica que se utilizó para medir la función de fase en esta investigación, considera el efecto artificial mencionado. “Nuestro enfoque fue obtener un primer modelo, en el que sólo calculamos la distribución de la densidad, para estimar cuánto cambia el brillo aparente del disco verticalmente”, dice Olofsson. Este modelo, agrega, se comparó con las observaciones realizadas con SPHERE del disco alrededor de la joven estrella HR 4796 .

Las diferencias entre ambos se usaron para estimar la función de fase real y, con ella, se pudo obtener un nuevo modelo que se ajusta mucho mejor a las observaciones.

“El disco alrededor de de HR 4796 es muy brillante y es un candidato perfecto para probar este enfoque. Encontramos que la función de fase es bastante diferente de los estudios previos que fueron publicados. Desafortunadamente todavía hay desafíos significativos para entender las propiedades de los granos de polvo en este disco, así que afortunadamente todavía tenemos muchas preguntas sin respuesta para seguir investigando”, finaliza.

Fuente: Carol Rojas, Núcleo Formación Planetaria, NPF

Astrónomo del IFA publica investigación pionera sobre astrofísica extragaláctica usando el telescopio chino FAST

Cheng Cheng y Eduardo Ibar en el IFA

Astrónomo del IFA publica pionera investigación sobre astrofísica extragaláctica usando el telescopio chino FAST

  • Estos resultados se complementan con observaciones previas que tomaron con los telescopios ALMA y APEX, en Chile. La publicación ha sido aceptada en la revista científica Astronomy & Astrophysics

Se trata de la primera publicación en astrofísica extragaláctica que utiliza el nuevo y más grande telescopio del mundo Five-hundred-meter Aperture Spherical Telescope (FAST) y que proporciona información crucial para medir la masa y la dinámica del gas en galaxias del Universo cercano. Así lo comunicó el Dr. Eduardo Ibar, investigador del proyecto y académico del Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso (IFA-UV).

El Dr. Ibar lideró este estudio junto al astrónomo chino, Dr. Cheng Cheng, quien en su paso por el IFA como investigador postdoctoral, desarrollaron el proyecto “The Valparaíso ALMA/APEX Line Emission Survey (VALES)”. Ellos se adjudicaron el 2019 unas horas de observación en el primer llamado público del recién estrenado telescopio chino FAST, una antena de 500 metros de diámetro ubicada en el suroeste de China. Los resultados de estas mediciones vendrían a complementar las observaciones ya obtenidas con los telescopios ALMA y APEX.

Cheng, valora el trabajo colaborativo como extremadamente importante en esta investigación, ya que permitió concluir en excelentes resultados: “Las observaciones de hidrógeno neutro no son raras para las galaxias, porque ya existe un gran radiotelescopio llamado Arecibo, que ha observado bastantes galaxias en el pasado. Entonces, para proponer el tiempo con FAST, necesitamos tener una muestra de galaxias que sea muy adecuada para que con el telescopio FAST la observemos durante un tiempo de exposición más corto para detectar las señales”. 

Con estos adelantos tecnológicos y la ayuda de expertos este equipo logró observar con FAST la componente del hidrógeno atómico en las galaxias, complementando la observación previa con ALMA del hidrógeno molecular. “Nuestras observaciones con FAST son muy útiles para embarcarse en proyectos más ambiciosos y convencer al Comité de Asignación de Tiempo de FAST para desarrollar investigación de vanguardia en muestras más grandes”, agregó Cheng desde China.

Ibar, por su parte destaca que: “Pudimos detectar la línea de emisión del átomo de Hidrógeno (a 21 cm) en galaxias que están a una distancia de 700 mil años luz. Estas galaxias tienen la propiedad de presentar una gran actividad en la formación de nuevas estrellas, y son particularmente interesantes para comprender cómo evolucionan las galaxias en el Universo cercano”.

Satisfechos con los datos obtenidos, los investigadores confirman las capacidades de FAST para caracterizar el Universo distante, por lo cual esperan poder seguir observando más galaxias durante los próximos años.

Aquí descargar Publicación completa (en inglés) en Revista Astronomy & Astrophysics

Aquí leer nota anterior https://ifa.uv.cl/en/telescopio-mas-grande-del-mundo-2/

Wolfram y la Teoría del Todo

Stephen Wolfram
  • El próximo jueves 11 de junio a las 17 horas CLT en los Webinars de Oro del Instituto de Astrofísica de la Pontificia Universidad Católica de Chile se presentará el controvertido físico, Stephen Wolfram, famoso por su novedosa “Teoría del Todo”. En la charla con traducción simultánea al español se referirá a: “Una nueva teoría fundamental de la física y sus implicaciones para la astrofísica y la cosmología”.
  • Link de inscripción Aquí

Hace pocos días Stephen Wolfram, físico británico y creador del software de cálculo Mathematica, quien además es empresario británico, anunció la noticia más esperada de la física de las últimas décadas y consiste en que “podría tener un camino hacia la teoría fundamental de la física”, adelantó a través de un LIVE.

Las repercusiones de este suceso en materia científica llegaron hasta Playa Ancha al Instituto de Física y Astronomía, de la Universidad de Valparaíso (IFA – UV) y dos investigadores de este establecimiento comentaron las efectivas posibilidades de esta hipótesis.

Cabe señalar que el siglo XX estuvo dominado por dos grandes: la teoría de la relatividad y la teoría cuántica que de una u otra forma son rivales. Un ejemplo de ellas es la famosa teoría de cuerdas; y la otra, la menos conocida gravedad cuántica de bucles. En base a la nueva Teoría de Wolfram ambas se englobarían en un tercer planteamiento.

Miguel Angel Martín, Doctor en Física e investigador post-doctoral del IFA, al revisar este planteamiento menciona que: “Desde un punto de vista fenomenológico, parece plausible el modelo de Wolfram, pues muestra cómo evoluciona el Universo desde el micro al macrocosmos, pero carece de resultados teóricos confrontables con el experimento”. Aquí descarga la explicación en detalle del investigador.

Por su parte, Dr. Alfredo Vega, Físico y académico del IFA, valora la teoría como novedosa, pues se basa en principios diferentes a los usados en otros intentos de construcción de “Teorías del Todo”. A nivel cualitativo parece entregar respuestas a varios problemas que las actuales teorías no han podido encarar, y tiene muchos alcances que la hacen atractiva.

Tal vez la propuesta de Wolfram permita correr la actual frontera, habrá que esperar futuros cálculos de propiedades de sistemas usando la teoría propuesta, ver las predicciones de ésta y observar si estas concuerdan con las mediciones realizadas en observatorios y/o experimentos, y cuando la podamos contrastar con la naturaleza veremos si es un avance o solo otro intento en nuestro interés por conocer los fenómenos que han sucedido, que suceden y sucederán en nuestro Universo, concluye el científico.


Cómo sobrellevan la cuarentena las y los científicos del IFA

Desde tomar fotografías desde su balcón cada atardecer, retomar el cuidado de las plantas o no perder de vista el ejercicio físico y la buena alimentación son las maneras de pasar estos tiempos de cuarentena. Son diferentes a lo que conocíamos y para las y los investigadores, académicos y estudiantes del Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso ( IFA- UV) permanecer en casa y no poder asistir a su lugar de trabajo donde están los alumnos e interactuar con ellos, así como acceder a los instrumentos de investigación ha sido complejo en estos ya casi 3 meses de confinamiento. A pesar de todo esto, nos cuentan cómo sobrellevan estos días en sus distintas realidades cotidianas.

Sus relatos corresponden a las preguntas : ¿Cómo lo hacen los/las investigadores del IFA durante esta cuarentena? y ¿Nos pueden describir las principales dificultades y desafíos en este tiempo?

Yara Jaffé, Doctora en Física y académica IFA – UV:

Es difícil. Tanto mi esposo como yo somos profesores del IFA y hacemos docencia e investigación. Durante este período nos ha tocado trabajar desde la casa con nuestro pequeñín de un año generando entropía (y alegría) en cada rincón. Para poder cumplir con nuestras labores de profesores y de padres nos dividimos los días de acuerdo a los horarios más críticos dónde tenemos que estar en línea. Tuvimos que mover clases y hacer milagros pero logramos tener un horario que funciona, y así mientras uno trabaja el otro cuida al bebé, cocina, limpia, etc. A pesar de los esfuerzos, el tiempo de trabajo durante el día no es suficiente y casi siempre tenemos que trabajar de noche después de acostar al pequeño, pero tratamos de que no sea siempre y de respetar los fines de semana. Además muchas veces el horario de trabajo se ve interrumpido por alguna “crisis”, como un golpe, drama con la comida o la siesta, o accidente de pañal. Pero a pesar de las dificultades nos sentimos afortunados de poder trabajar desde la casa y de disfrutar de cerca esta etapa de nuestro hijo”, cuenta Yara Jaffé.

Por otro lado, Nicolás Medina estudiante de doctorado en el IFA , valora este período en que ha retomado antiguos pasatiempos, entre los cuales está la fotografía. “He estado haciendo fotos de las diferentes puestas de sol, preferentemente cuando hay nubes altas y el arrebol domina todo. Además, he vuelto a darle tiempo a antiguos y nuevos hobbies, cómo aprender a hacer malabares, tocar música y leer mucho, para no sentir el flagelo de la rutina. Una de mis actividades académicas es el participar como observador en el survey APOGEE 2 south. El Observatorio Las Campanas está cerrado hasta nuevo aviso, así que hemos tenido que posponer todas las actividades hasta que existan las condiciones y los protocolos sanitarios necesarios.” Para Nicolás la hiperconexión le ha generado dificultad en su concentración, por lo que busca en los atardeceres una manera para poder enfocarse.

Fotografía de Puesta de sol de Nicolás Medina

Eduardo Ibar, Doctor en Astronomía y Subdirector Subrogante de Postgrado IFA explica que en su caso:

“Todo se hace de manera online desde la casa, con todas las distracciones que nacen de vivir con una hija de 5 años. Hago clases de manera virtual. Tengo una serie de reuniones virtuales, con estudiantes de postgrado, postdocs, y colegas nacionales e internacionales de investigación. De todos modos, ya estoy más acostumbrado. Nos cuidamos estando en casa y tratamos de no salir, explica.

“En un principio fue poder establecer clases online por primera vez. Luego, todo lo relacionado con el tema familiar y el establecimiento de horarios. También sucede que las distracciones diarias de la casa hacen muy difícil poder concentrarse por horas continuadas para hacer investigación. El nivel de concentración es bajo, lo que no permite desarrollar investigación de manera fácil.”

Catalina Arcos, Doctora en Astrofísica del IFA-UV detalla su experiencia:

“En mi caso vivo con mi pareja y no tenemos hijos. Nos ha resultado bastante bien hasta el momento organizarnos para poder llevar a cabo nuestras labores profesionales como las labores de la casa, esto porque ambos somos investigadores y afortunadamente podemos trabajar desde aquí. Hemos tenido bastante trabajo, más del que realizamos en nuestras oficinas, entonces para no estresarnos tanto, ya que estamos todo el día sentados frente al computador, turnándonos entre un escritorio y la mesa del comedor (para no interrumpir nuestros trabajos y reuniones online), decidimos turnarnos para cocinar y realizamos ejercicios al menos una hora todos los días antes de cenar.  El lado positivo que veo del encierro, es que hemos disfrutado tiempo juntos con mi pareja. Antes compartíamos solo en la noche al llegar del trabajo ambos, y cansados, ahora realizo más ejercicios, me alimento mejor y he tenido tiempo para mis plantas. Eso nos mantiene la mente algo relajada”.

Huerta de la astrónoma, Catalina Arcos

Amelia Bayo, Doctora en astrofísica, académica del IFA y Directora del Núcleo Milenio de Formación Planetaria cuenta:

“Al margen de lo cansada que uno está constantemente, porque al estar encerrada en casa uno tiende a trabajar más horas, pero muchas veces con un nivel de concentración menor. Yo trato de recordarme constantemente lo afortunada que soy de tener un trabajo que me permite hacer precisamente eso, trabajar desde casa y poner mi granito de arena, sino parar esta terrible pandemia en la que estamos, sí, al menos, ralentizarla para que el sistema sanitario pueda, ojalá, llegar a descolapsarse”.

“Como puntos muy concretos, lo que hacemos mi pareja y yo (Johan Olofsson) es seguir con un horario bien “estricto”.  Nos levantamos pronto, como a las 7 o 7:30, hacemos deporte en nuestro mismo depa, nos aseamos, desayunamos y tratamos de estar trabajando a las 9AM como tarde. Esto ayuda a mantener una cierta sensación de normalidad, se refiere Amelia a la rutina que concretamente le brinda un orden cotidiano.

Continúa:“Y bueno, después, sobre todo yo, empiezan mis sesiones de zoom: que si clases, que si reuniones con alumnos de postgrado, de pregrado, con colaboradores, con los post-docs, y si uno no se pone límite, a las 8PM sigue trabajando.”

Al preguntarle por los desafíos de este tiempo cuenta que : “Algo que yo pensaba que iba a ser un desafío terrible eran las clases, sobre todos las que tienen “más” alumnos, pero en el fondo soy afortunada y sólo tengo 12 alumnos en el ramo “más masivo”, en los otros son solo 6 y 3 alumnos. Pero por ahí me he llevado una muy buena sorpresa, he “desarrollado” ese ramo con mucho más trabajo en grupo y en grupos más grandes de lo que habría hecho si estuviéramos en clases presenciales, y les he enseñado a los chicos varias herramientas de trabajo colaborativo. Es un curso de machine learning. La cosa es que parece que está funcionando muy bien, y cuando les asigno tiempo de trabajo en grupo y les pongo a “competir” a ver cuál de los dos grupos tiene una mejor implementación de un algoritmo, realmente compiten muy motivados.”

“Por otro lado algo que sí que encuentro terrible han sido las graduaciones… es muy triste no tener contacto humano después de que los estudiantes defiendan sus tesis…. me pareció muy triste con los alumnos de pre-grado, pero con mi alumna de doctorado, Daniela Iglesias, de verdad que se me partió un poco el corazoncito no poder felicitarla con un abrazo y que recibiera el cariño de sus compañeros… pero bueno, así son las cosas…”

Cuenta, además, que esta cuarentena también ha servido mucho para “estrujarse el cerebro” y pensar nuevas maneras de hacer difusión, las cápsulas que hemos hecho en el NPF o el planet-trivia, por ejemplo.

Amelia Bayo practicando piano junto a su gato