Nuevo titulado del Doctorado en Astrofísica en la UV

La ciencia no se detiene y la formación de científicos sigue su curso. Es así como el pasado martes 26 de noviembre, Alex Camilo Gormaz Matamala defendió su tesis de grado titulada “Evolution of Line-Force Multiplier Parameters in Radiation Driven Winds of Massive Stars” – guiada por el profesor Michel Curé Ojeda.- obteniendo el grado de Doctor en Astrofísica de la Universidad de Valparaíso

La defensa de tesis se llevó a cabo en el Instituto de Física y Astronomía (Gran Bretaña 1111) y contó con la presencia de Roberto Venero (Universidad Nacional de La Plata, Argentina), Ronald Mennickent (Universidad de Concepción, Chile) y Radostin Kurtev (UV), como miembros del comité evaluador.

El trabajo doctoral consistió en calcular qué tan rápido acelera el viento en estrellas masivas, particularmente las de tipo espectral O. Este tipo de estrellas se caracterizan no sólo por ser las más calientes y las más luminosas, sino también por poseer un viento (es decir, un flujo que emana desde sus superficies hacia el espacio exterior) tan potente que hace que las estrellas masivas prácticamente se hagan pedazos a sí mismas.

La investigación realizada fue principalmente teórica, partiendo desde la base de un trabajo pionero de los años 70′ dedicado a explicar cuál es el mecanismo que le permite al viento acelerar, y pasando por la solución de ecuaciones no-lineales que describen la velocidad que alcanza este viendo a medida que se va alejando de la estrella. El aporte de Alex Gormaz ha sido enlazar ambos cálculos, el de la aceleración del viento y el de su perfil de velocidad (llamado simplemente “hidrodinámica”) con tal de que ambos valores sean consistentes entre sí, para lo cual analizó fondo el mecanismo que hace acelerar al viento.

Según señaló Alex Gormaz :”El viento en estrellas masivas acelera porque la radiación que procede desde el interior de la estrella excita las partículas que componen el viento y se genera entonces una fuerza. Desarrollando nuestro propio programa, el cual suma todas las transiciones atómicas que contribuyen en este proceso y complementando el cálculo de la hidrodinámica usando el código HYDWIND desarrollado por el profesor Michel Curé, finalmente hemos obtenido nosotros un cálculo consistente de la aceleración del viento estelar que nos permite, por ejemplo, predecir a qué ritmo van perdiendo su masa las estrellas durante sus vidas”.

Saber a qué ritmo las estrellas masivas van perdiendo su masa es algo extremadamente relevante en el campo de la Astrofísica Estelar, pues nos permite determinar de forma más precisa cómo una estrella O evolucionará durante su vida antes de explotar como supernova. Según comentó Gormaz :”El saber más acerca de cómo las estrellas masivas van cambiando sus temperaturas y sus tamaños a lo largo de sus vidas es la motivación principal que tuve yo para desarrollar esta tesis doctoral. Personalmente me tiene muy contento el resultado final de este trabajo, porque abre las puertas a muchas futuras investigaciones en el mundo de la Astrofísica Estelar y a muchos misterios que aún quedan por descifrar”.

ENTREVISTA: Mario Sucerquia, en la búsqueda de lunas y anillos de los exoplanetas

Mario Sucerquia, doctor en astrofísica de  la Universidad de Antioquía, Medellin Colombia, llegó a Chile justo al comienzo de la crisis social que se desencadenó a fines de octubre. A pesar de las dificultades iniciales, ha logrado a adaptarse bien y está muy motivado por continuar trabajando en su área de investigación preferida: las lunas que orbitan planetas de exoplanetas, es decir, de otros sistemas solares. 

Conversamos con él sobre su trabajo y sobre los que espera desarrollar junto a investigadores del Instituto de Física y Astronomía y al Núcleo Milenio de Formación Planetaria.

¿Por qué decidiste continuar tu investigación en Chile?

Cuando terminé mi doctorado estuve haciendo una colaboración, un semestre de pasantía, en la Universidad Católica de Chile, allí conocí a la gente del Núcleo de Formación Planetaria. Encontramos algunos temas comunes que valía la pena seguir explorando, se dio la posibilidad de hacer un postdoctorado y continuar con esas colaboraciones,  y finalmente llegué a Valparaíso.

¿En qué estás trabajando actualmente?

Uno de mis trabajos más recientes consiste en estudiar un hecho bastante extraño, y es que hasta ahora no se han logrado encontrar lunas y anillos al rededor de exoplanetas. Actualmente se conocen cientos de satélites naturales orbitando los planetas del sistema solar, pero hasta ahora ninguna luna ha sido detectada al rededor de algún exoplaneta. Entonces mi trabajo ha sido estudiar ese misterio, cómo podemos encontrarlas o alternativamente entender por qué no las hemos encontrado todavía a pesar de que parece que tenemos instrumentos con la sensibilidad suficiente para hayarlos.

¿Con qué tecnología están trabajando?

Nustros modelos son fundamentalmente teóricos, pero para contrastarlos, usamos datos de telescopios espaciales como los de la sonda  Kepler, que aunque hace poco ya está fuera de usos igual hay una base de datos gigantesca. Hay otra sonda llama TESS que está empezando a entregar datos muy relevantes para nuestra investigación. Esos son los principales instrumentos que se usan para buscar exoplanetas y lunas. 

El principal método a través del cual ellos son descubiertos es el métodos de los tránsitos o de los eclipses. Hay un telescopio que está apuntando hacia una estrella y cuando un planeta pasa por enfrente de ella entonces hay una reducción muy pequeña en el brillo estelar, porque el planeta tapa una partecita de ésta, entonces Kepler y TESS buscan esa caída de brillo en las estrellas. Las lunas, por ser objetos más pequeños, tienen una caída de brillo un poco menor que la del planeta, y por esto, es un poco difícil detectarlas, pero en un último trabajo que tenemos hemos descubierto que una pequeña pobración de lunas grandes pueden ser detectadas por efectos secundarios en ese proceso de los tránsitos planetarios, y es a través de retrasos o adelantos en el tránsito de los planetas.

¿Qué se puede hacer para llegar a detectar una de estas lunas?

Si hay una luna al rededor de un planeta se adelanta un poquito el tránsito  y otras veces se retrasa, porque la luna tira hacia delante o hacia atrás al planeta ya que ellos están girando alrededor de su centro de masa común. El problema es que Kepler y TESS están buscando planetas y lunas a través de estrellas como el sol y estrellas que tienen la edad del Sol. Pero lo que nos hemos dado cuenta es que esos sistemas muy rápidamente expulsan las lunas, entonces hemos llegado a la conclusión que es mejor buscarlas alrededor de estrellas más jóvenes, y esa podría ser una alternativa para poderlas encontrar porque hasta ahora no se ha visto ninguna.

¿Qué han descubierto en el estudio de lunas de exoplanetas?

He venido estudiando la formación de las lunas de esos planetas gigantes que están muy cerca de las estrellas, y cómo evolucionan. Es decir las lunas se forman en un sitio a una distancia del planeta y lentamente las lunas van migrando hacia fuera, y llega un momento en que las órbitas de las lunas son súper inestables. Inestables quiere decir que cualquier pequeña perturbación hace que ellas ya no orbiten el planeta, sino que se conviertan en un nuevo planeta del sistema. 

Es decir lo que nosotros hemos encontrado es que las lunas nacen en órbitas muy interiores y lentamente migran hacia fuera hasta que escapan. Algunas de las lunas expulsadas de sus planetas pueden chocar con su planeta de origen formando anilos planetarios, chocar contra sus estrellas o convertirse en nuevos planetas, cuerpos que hemos denominado ploonets, es decir planetas que nacieron siendo lunas de otros planetas. El trabajo que he venido haciendo es describir cómo evolucionan esos cuerpos, qué pasa cuando escapan y qué puede suceder con ellos una vez que se ponen en órbita alrededor del sol, en vez de orbitar el planeta.

¿De dónde viene tu motivación a estudiar este tema?

Mi motivación viene primero por la astrobiología. En Colombia teníamos un grupo de exoplanetas y lo de las lunas llamó mucho mi atención. Kepler ha identificado planetas gigantes que están muy cerca de la estrella, pero los planetas gigantes no tienen mucha superficie y la vida no tiene mucha oportunidad de prosperar allí, al menos no la vida como la conocemos. Peor resulta que esos cuerpos pueden tener lunas, y las lunas, tienen superficie sólida y temperaturas para que el agua esté de forma sólida, líquida y gaseosa, entonces es bastante interesante buscar esas lunas porque esos planetas gigantes muy cerca de la estrella no van a tener vida probablemente, pero las lunas podrían tenerla.

¿Nuestra luna también se está alejando de nuestro planeta?

Nuestra luna genera mareas, hace que grandes volúmenes de agua se muevan en la dirección en que ella se encuentra y esa interacción hace que se esté alejando de nosotros alrededor de unos cuatro centímetros cada año.  La luna realmente se está alejando, pero a costa de qué se aleja, a costa de que la duración del día se hace más corta. El día cada vez dura más, estamos perdiendo unos pocos milisegundos día. De hecho, el 2016 duró un segundo más que los años anteriores y siguientes, y esto es algo que los bancos y el sistema financiero en general tienen presente para no genrar errores en sus sitemas de almacenamiento y comunicación. Todo esto, para compensar el hecho de que la Tierra se va frenando gradualmente por su relación con la luna. 

¿Y nuestra luna también podría convertirse en un ploonet?

No, eso no va a pasar. La luna no se va a escapar de la Tierra porque el proceso de migración de la luna es muy lento, y primero el Sol va empezar a expandirse y va a llegar el fin del sistema solar sin que la luna haya escapado todavía. En los casos en que sí se escapa, usualmente es un planeta gigante que está muy cerca de la estrella, y esas lunas evolucionan muy rápidamente y pueden quedar como un planeta nuevo en sistemas planetarios maduros, donde ya no deberían aparecer nuevos planetas.

Investigadores del IFA participan de escuela de formación en astrosismología en la Universidad de La Plata, en Argentina

Un grupo de investigadores  del Instituto de Física y Astronomía viajaron a la localidad de La Plata, Argentina, para formar parte de la escuela de astrosismología, orientada a entrenar a estudiantes de postgrado en astronomía e investigadores jóvenes, en esta área de especialidad.

Simon Murphy, miembro del comité científico del evento,  el alumno de la UV Murat Uzundag y los profesores del IFA Maja Vuckovic, Catalina Arcos y Michel Curé .

La actividad titulada “Pulsating Along Stellar Evollution” tuvo lugar entre el 11 y el 22 de noviembre, en la escuela en la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas de la Universidad de La Plata, en La Plata, Argentina.

Cabe mencionar que esta escuela fue co-financiada por la Unión Europea en el marco del proyecto POEMS, del cual forman parte los académicos del IFA Michel Curé, Maja Vuckovic y Catalina Arcos. En la actividad también se sumó el alumno de doctorado en Astrofísica Murat Uzundag, quien está trabajando  en esta disciplina bajo la tutoría de Maja Vuckovic.

La Astrosismología estudia la estructura interior de las estrellas a través de sus pulsaciones. La escuela tuvo sesiones teóricas y prácticas y abarcó temas tales como teoría de pulsaciones estelares en diferentes tipos de estrellas, nueva generación de satélites combinado con telescopios terrestres y diferentes técnicas para encontrar frecuencias (y periodos) en los datos observados aplicadas en lenguajes R, Python y Fortran.

Más información el el siguiente enlace:

http://pase.fcaglp.unlp.edu.ar/index.html

De espejos de fibra de carbono a una web serie animada, los proyectos adjudicados por investigadores del IFA en el fondo ALMA – CONICYT

Sólo seis proyectos resultaron ganadores este año, en el cada vez más competitivo fondo concursable ALMA – Conicyt, dos de ellos de la Universidad de Valparaíso.

El primero, titulado “Mito y Rali en la tierra de las estrellas”, único proyecto adjudicado en el área de difusión, fue presentado por la Dra. Catalina Arcos, académica en IFA,  como investigadora responsable, en colaboración con la Encargada de Difusión del IFA, Daniela Rusowsky, con amplia experiencia en el desarrollo de material audiovisual científico.  El segundo, adjudicado por el Dr. Matthias Schreiber, permitirá la contratación de dos ingenieros para el desarrollo de espejos astronómicos “made in Chile”.

Derribando mitos a través del audiovisual

El fondo adjudicado de difusión,  consiste en una webserie de animación para niños entre 6 y 12 años titulada “Mito y Rali en la tierra de las estrellas”. La serie consiste en cinco capítulos de cuatro minutos de duración, cuyos personajes centrales son un niño  y una niña que viven en la ciudad de Antofagasta, que buscan la asistencia de diversos especialistas para derribar mitos populares en torno a la astronomía, que suelen ser alarmistas y generar gran temor en la población.  La serie será distribuida en plataformas online y redes sociales, y servirá además como herramienta didáctica en ferias científicas y talleres escolares.

Me encanta la idea de trabajar con niños porque son una hoja en blanco. Si queremos mejorar el pensamiento científico en la población, hay que partir desde pequeños. Cuando un niño o niña se expone a una serie animada con conocimientos científicos, comienza a hacerse preguntas como por ejemplo por qué nuestros cielos son mejores qué otros para la astronomía o por qué los observatorios se instalan en el norte de Chile, entonces el niño comienza así poco a poco a desarrollar el método científico”, comentó  la Dra. Catalina Arcos, investigadora responsable del proyecto, a lo cual agregó: “Este despertar del lado científico es importante, independiente de que sigan o no una carrera científica más adelante en la vida, pero esto les sirve para ir desde pequeños descubriendo cosas nuevas”. La realización será ejecutada gracias al apoyo externo de la productora “Máquina Visual”, quienes han estado a cargo  de programas de corte educativo como “Pichintún”, “Cuenta la Leyenda” y “Las  Aventuras de Ruka”, todas series ganadoras del fondo del Consejo Nacional de Televisión (CNTV). En opinión de la Dra Arcos, esta posibilidad de trabajar codo a codo con una productora de animación es también un reto para el equipo científico. “Esto es un gran desafío porque los proyectos de divulgación en general son en terreno, dando charlas o talleres, pero esta vez vamos a trabajar con especialistas en comunicación, en animación y con asesoría pedagógica, para lograr un contenido apropiado para los niños. Todo esto es una gran desafío interdisciplinario muy interesante”.

Espejos astronómicos con tecnología nacional

El fondo ALMA – CONICYT también favoreció a la Universidad de Valparaíso con un proyecto de desarrollo tecnológico. Hasta el momento en el mundo sólo hay un prototipo de un espejo astronómico de fibra de carbono, el que se hizo en Arizona y hubo un intento en Holanda. Actualmente los únicos que siguen esa idea es el equipo chileno, de la Universidad de Valparaíso con la Universidad Santa María, quienes ya han avanzado en un prototipo de espejo de aproximadamente 35 cm de diámetro y esperan llegar a un espejo de un metro a fin del proyecto. “Chile es conocido por tener los mejores cielos del mundo. El Desierto de Atacama es el desierto más seco del mundo y además tiene montaña. Eso conviene a los astrónomos y por eso nuestro desierto se está convirtiendo en un polo mundial de la astronomía observacional y por eso la investigación astronómica es una de las disciplinas científicas más fuerte. Sin embargo, en general contribuimos poco al desarrollo tecnológico para construir esos telescopios”, comenta el Dr. Schreiber, académico a cargo del fondo adjudicado.

La idea de fabricar espejos en fibra de carbono tiene muchas ventajas, como por ejemplo que es un material más liviano que el vidrio, lo que facilita el transporte. “Actualmente se están construyendo telescopios en Chile y los espejos gigantes y muy pesados que se construyen en Europa o los Estados Unidos hay que llevarlos al norte de Chile y el transporte es un costo no menor en todo el proceso. Producir espejos livianos en Chile implica que el transporte y manejo sea lo más fácil posible, esa es la idea”, señaló Schreiber, a lo cual agregó: “Además formamos parte de un nuevo proyecto grande que se llama Planet Formation Imager. La idea es construir un conjunto de nuevos telescopios para observar planetas en proceso de formación. Queremos producir los espejos para estos telescopios aquí en Valparaíso”

ENTREVISTA: José Villanueva, un rockero apasionado por la física

Dr. José Villanueva

El renguino José Villanueva soñó desde muy joven con ser físico. Hoy es investigador y profesor titular  del Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso, donde se dedica principalmente al estudio de la gravitación y la cosmología.  También encontró el espacio para dar rienda a otra de sus pasiones, la música, formando la banda de rock astrofísico Cosmic Strings, junto a otros cuatro colegas del IFA. En esta entrevista nos cuenta sobre su trabajo y visión de la ciencia.

Tu área de investigación es la cosmología. ¿En qué consiste esta disciplina?

La cosmología es el estudio del cosmos propiamente tal, y cuando hablamos de cosmos hablamos de lo más grande y lejano que podemos observar. Es el espacio-tiempo que lo contiene todo, eso es el cosmos. Entonces cuando estudiamos cosmología estudiamos distintas fases del universo. Los  cosmólogos aceptamos como ciertas algunas verdades. El big bang, por ejemplo, tal como la gente  religiosa acepta a Dios, sin ninguna prueba. Si lo aceptamos como cierto, entonces la física puede explicar desde diez elevado a menos treinta y cuatro segundos después del big bang, tenemos la teoría para poder explicar la mayoría del universo observable. No es descabellado considerar la creencia del big bang, pues cada día existe más y mejor evidencia de que esto efectivamente es cierto. La cosmología, entonces, se puede estudiar desde el origen, pasando por la formación de las primeras estructuras en el universo hasta explicar por qué el universo se está expandiendo de forma acelerada. Esto último es bastante relevante pues no es lo mismo expandirse de manera constante que de una forma acelerada, es decir, que el universo a cada instante se expande más rápido

José Villanueva (al centro) junto a la banda de rock astronómico Cosmic Strings

Me comentabas que no te casas con ninguna teoría ¿Cómo enfrentas tu trabajo desde ese punto de vista?

Históricamente todo va pasando de acuerdo a las observaciones que se van dando. Actualmente la comunidad científica acepta para lo que es gravitación la teoría de la relatividad general de Einstein (RG), que es muy bella pero es una teoría que debe ser contrastada. Todas las observaciones demuestran que en general la teoría funciona, lo que no quiere decir de que sea cierta. A partir de ésta empiezan a aparecer teorías nuevas que tratan de explicar lo que ésta no puede explicar, como por ejemplo la unificación con la otras interacciones fundamentales, digamos electromagnetismo y las fuerzas nucleares (fuerte y débil). Sería bueno tener una teoría que explique todo. La forma de llegar a esto es impredecible por lo que debemos acercarnos desde distintos puntos.  Una vez identificada esta teoría alternativa es importante obtener valores numéricos para los parámetros que traen consigo estas teorías. Básicamente es eso lo que busco a través de estas teorías alternativas, obtener estos parámetros y testearlos con las observaciones. En cosmología y gravitación es lo mismo para mi, sólo que a diferentes escalas.

Entonces lo que tú estás intentando hacer son puentes entre el mundo teórico y el observacional

Algo así, hace un tiempo atrás obtuve un modelo para un fluido cósmico que llena el universo, que es una alternativa para la energía oscura. La idea es trabajar este modelo y obtener, a partir de la observaciones astronómicas, valores para los parámetros asociados. No es tarea fácil, pero por suerte llegó a trabajar el postdoc Alexander Gallego para colaborar en esto.

A nivel cosmológico sucede lo contrario a la gravitación convencional (a nuestra escala), las cosas en vez de acercarse se están alejando, entonces para que esto suceda debe existir un componente en el universo que nosotros no podemos ver ni detectar, pero que está actuando como “antigravedad” que hace que las cosas se alejen en vez de que se atraigan. Todo eso uno lo puede comprender a través de los fluidos exóticos, que tienen la particularidad de que tienen presión negativa. Por eso se llaman exóticos, a diferencia de los que conocemos que tienen presión positiva. Entonces de existir este fluido, que las observaciones demuestran que corresponde al 70% del total del contenido del universo, debería corresponder a este fluido. Para esta componente existen varias alternativas y una de estas es la que planteo en ese trabajo publicado el año 2015. Así, lo que hace este fluido es dar la posibilidad de explicar la razón de que el universo se pueda expandir de manera acelerada.

¿En qué etapas de la historia del universo estás concentrando tu trabajo?

En cosmología estoy trabajando en dos etapas. En la era actual que es dominada por la energía oscura y en la era inicial, en el proceso llamado inflación, en el cual el universo se expande en un tiempo muy corto de manera exponencial a una velocidad mayor que la velocidad de la luz. Lo que no debe confundir pues ninguna partícula puede viajar más rápido que la luz, sino que es el espacio-tiempo que lo hace. Si nosotros aceptamos ese proceso inicial (post big bang), lo que viene después es más fácil de explicar, que es la formación de  las primeras estructuras del universo, y además poder entender los mapas de la radiación cósmica de fondo, que son el remanente de todo esto, del big bang y de todos los procesos subsecuentes.

¿Cuál es tu sueño como investigador?

Como investigador yo quiero avanzar, no quiero entender el universo completo, pero entender algo más de lo que entiendo ahora. No soy tan ambicioso ni puedo ser tan malo con mis futuros colegas, si lo descubrimos todo ahora  ¿qué van a investigar después? (ríe) Entonces mejor dejarlo así, paso a paso. Hay una frase de Newton que dice que todo lo que él consigue es porque se paró sobre hombros de gigantes. Yo pienso en eso, que estoy subiéndome sobre los hombros de todos los gigantes que han existido antes de nosotros y algún día alguien se subirá arriba de los nuestros.

No soy ambicioso de poder explicar todo, pero sí soy curioso. Soy feliz de estudiar esto. Soy un persona absolutamente feliz, me levanto todos los días súper contento a trabajar, si no estoy en la oficina estoy siempre trabajando en lo mío. Eso es lo que yo quiero transmitir como vida, yo disfruto esto, vivo de esto. Soy un hombre realizado, ya en primero medio me propuse estar donde estoy ahora y pasé por muchas cosas, pero estoy acá. Desde chiquitito dije yo quiero ser físico

Estás dedicado también a la academia y veas a las nuevas generaciones. ¿Qué le dirías tú a los alumnos de educación media interesados en la física?

Aptitudes todos las tenemos, unos las han desarrollado más que otros en la formación, pero las capacidades están. Desde mi punto de vista y la experiencia personal, la capacidad intelectual que uno tenga es súper importante, pero no es más que el 20%, porque para mi el 80% de esto es trabajo. La única forma de aprender es leyendo los papers, estudiando los libros y haciendo ejercicios, entonces esto requiere de mucha pasión. Y la persona que entra a estudiar ciencias debe tener claro que esto es una forma de vida, si te metes a esto sabes que siempre vas a estudiar, que lo harás toda tu vida, así es que te debe gustar estudiar. En eso hay que ser bastante honesto con los muchachos. Hay que ser consiente de que esto es un proceso muy largo para obtener alguna recompensa, incluso económica.  Pero la inteligencia todos la tenemos, y con  dedicación vas a llegar al mismo nivel de alguien que tiene una formación un poco mejor, sin embargo con la pasión y dedicación vas a llegar mucho más allá.

LARIM 2019: una conferencia con un sello social marca la celebración de los 100 años de la Unión Astronómica Internacional

Entre el 3 y el 8 de noviembre de 2019  investigadores de diversos lugares del mundo se congregaron en la ciudad de Antofagasta, proclamada la cuna de la astronomía en el hemisferio sur, para llevar a cabo la conferencia astronómica más importante de la región, organizada por la Unión Astronómica Internacional (IAU) en colaboración con  la Sociedad Chilena de Astronomía (SOCHIAS).

Este año el evento se anticipaba distinto, ya que se enmarcaba dentro de las celebraciones de los 100 años de la IAU. Por eso, previo a la cita, entre el 2 y el 3 de noviembre, se realizó el seminario “Bajo un mismo cielo”,  donde para fortalecer la difusión de un siglo de descubrimientos astronómicos, se capacitó  a educadores y comunicadores de la astronomía en dos intensas jornadas de trabajo.

La actividad, que contó con la participación de los académicos del IFA Jura Borissova y
Radostin Kurtev como miembros del comité científico y organizador,  se basó principalmente en la exposición de experiencias de éxito con un importante énfasis en astronomía inclusiva para personas con discapacidades ya sea auditivas como visuales.

Profesora Jura Borissova durante un taller de astronomía inclusiva


Colaboración científica

La conferencia científica, cuyo discurso inaugural estuvo a cargo de Eduardo Ibar, académico de nuestro instituto y Director Ejecutivo de SOCHIAS,  fue un espacio para dar a conocer los avances de académicos, investigadores postdoctorales alumnos de posgrado, además de compartir y crear lazos de colaboración entre pares. El Instituto de Física y Astronomía de la Universidad de Valparaíso estuvo representado a través de las charlas de Ana Lourenco, Elena López, Murat Uzundag, Ramsés Jerez, Alejandra Melo, Yaherlyn Díaz, Daniela Palma, Rosamaría Carraro y Felipe Lagos, éste último también representando al Núcleo de Formación Planetaria (NPF). Por su parte Santiago Bernal y Martín Solar presentaron posters por el IFA, mientras que Sebastián Zúñiga y Javier Arancibia lo hicieron de manera conjunta por el IFA y el NPF

Astrónomos y demandas socialesAsimismo, se tomó la oportunidad para reflexionar en torno a las demandas sociales del país y al rol que  la ciencia en general y de la astronomía en particular, deben cumplir en dicho proceso.

Para Greco Peña, alumno del Magíster en Astrofísica de la Universidad de Valparaíso, concurrir a un evento de este tipo en medio de la situación social y política del país, le resultaba inquietante, por lo cual se comunicó con los organizadores para expresar sus reparos. Este mensaje fue la base para instaurar en el programa una jornada de discusión titulada “Astronomía conversa: buscando solución a los problemas sociales”.

Como fruto de esta actividad se generó un documento firmado por cerca de 60 astrónomos de diversas instituciones, el que fue entregado directamente por Greco Peña, junto a Teresa Paneque, de la Universidad de Chile, al  Ministro de Ciencia, Andrés Couve, quien se hizo presente en el importante evento científico. El texto de la carta fue publicado de manera íntegra en nuestras redes sociales, y recalca la necesidad de mejorar la calidad de la educación a todo nivel en el país, hace un llamado a aumentar los recursos económicos para el desarrollo de la educación y la ciencia en Chile y apunta a brindar mayores oportunidades de participación de los científicos en la toma de decisiones.

En el caso concreto de la astronomía, señalan que los especialistas en esta disciplina cuentan con herramientas orientadas hacia el pensamiento crítico, el análisis de datos y estadística, por lo cual quieren “poner estos conocimientos y herramientas al servicio de la sociedad apuntando a las problemáticas actuales”.  Asimismo concluyen señalando  que esperan “contribuir a la solución de nuestro problema social, en las diferentes escalas de tiempo asociadas. Con esto, poder generar una sociedad con menor desigualdad en educación, salud y cultura, y un país que entregue a sus ciudadanos posibilidades reales de desarrollo”.

Cabe mencionar que la astronomía para el desarrollo, es un área que se ha consolidado a nivel internacional, existiendo incluso fondos orientados a proyectos que vinculen la astronomía con los objetivos de crecimiento social de Naciones Unidas.

Jerome Bouvier, investigador del Instituto de Planetología y Astrofísica de Grenoble visita el IFA

Jerome Bouvier es un destacado investigador francés en astrofísica y esta no es su primera vez en el IFA. Hace dos años, estuvo dos semestres en el instituto y dio seminarios sobre evolución y rotación estelar. También vino varias veces a trabajar a los observatorios de Paranal y La Silla en el norte de Chile. Sin embargo, en esta oportunidad estuvo por un período muy corto, enfocándose en trabajar en los datos y escribir los resultados de su investigación con el equipo de Chile.  

“Conocí a Amelia Bayo hace varios años, trabajamos juntos en Francia y Chile, y hace dos años me invitó a quedarme un año aquí en Valparaíso, así que vine por un año y comenzamos a trabajar juntos con ella y uno de sus estudiantes, Javier Arancibia, y todavía estamos trabajando juntos los tres en ignición de litio en estrellas jóvenes”, comenta el Dr. Bouvier. 

Su investigación actual se centra en el estudio de litio, uno de los elementos presentes en las estrellas, que se utiliza para medir la edad de éstas. Como el litio es un elemento ligero, se destruye fácilmente, por lo que en las estrellas jóvenes hay grandes cantidades de litio, pero a medida que las estrellas envejecen, se quema y disminuye.  “El litio es como un cronómetro, puedes saber la edad de una estrella a partir de la cantidad de litio que tenga. Pero hay un segundo efecto que está relacionado con la rotación de la estrella. Parece que las estrellas que giran más rápido tienen más litio a una edad determinada, que las estrellas que giran más lentamente. No estamos seguros de por qué. Medimos litio en la superficie de la estrella, y lo que medimos nos dice algo de lo que está sucediendo dentro de la estrella. Entonces eso es lo que estamos tratando de investigar, ¿qué sucede con el litio que se quema y se derrite dentro de la estrella? Es muy intrigante ”, agrega el Dr. Bouvier

El equipo fue al telescopio para observar el litio en estrellas de rotación rápida y en estrellas de rotación lenta y lo que observaron fue exactamente lo contrario de lo que esperaban. Las estrellas giratorias rápidas tienen más litio que las estrellas giratorias lentas, lo que requerirá más observaciones para comprender. “Esperábamos lo contrario, así que es realmente algo que no entendemos, y estamos trabajando en eso. Estamos recibiendo más observaciones con Amelia y Javier y en este momento estamos trabajando en una nueva región observada con el telescopio La Silla de 2,2 m, y estamos obteniendo los mismos resultados que obtuvimos anteriormente para otra región, por lo que no es una excepción, sino que parece ser la regla. Necesitamos entender por qué es así “, concluye el Dr. Bouvier.

Comprender el papel del litio dentro de las estrellas podría ayudarnos a comprender la forma en que funciona este elemento, y eventualmente contribuir al desarrollo tecnológico, pero hay un largo camino por recorrer para llegar allí. “Todos los elementos se están haciendo en las estrellas. El litio es muy especial porque nos dice mucho de lo que está sucediendo dentro de las estrellas y también durante la vida de una estrella. ¿Cómo podría usarse este conocimiento en la tecnología de baterías? No estoy seguro. Lo interesante es que la mayor parte del litio utilizado en las baterías proviene de Chile, Argentina y Bolivia, de las cámaras, y todas estas observaciones también las hacemos desde allí, no muy lejos de las cámaras, así que esa es la conexión que veo para el momento “, dice el Dr. Bouvier con una bonita sonrisa, antes de concentrarse en su computadora y continuar analizando los datos